lunes, 8 de agosto de 2011

Apuntes a la nota del OPECU

El Organismo Peruano de Consumidores y Usuarios (OPECU) pidió el 04-08-2011 al Ministerio de Energía y Minas “diferenciar y dar a conocer los precios del gas licuado de petróleo (glp), producido a partir de los líquidos de Camisea y del petróleo crudo, que permitirá a los consumidores y usuarios del país tener la información relevante para tomar una adecuada decisión de consumo y elegir la marca del balón de gas doméstico que estimen conveniente a sus legítimos intereses(1). Adicionalmente señaló que el “Precio del balón de gas envasado con glp de Camisea podría costar menos de S/. 25,00”. Por supuesto que, como sucede con tantas otras estimaciones de reducción de precios del GLP que se han lanzado, no se presenta la forma como se llega a menos de 23 Nuevos Soles como plantean.


Como es sabido, me sumo con entusiasmo a la preocupación nacional por la baja del precio del GLP, pero sin que ese objetivo signifique introducir criterios no económicos en el debate, ya sean legalistas, anti mercado, de subsidios indiscriminados y ciegos cada vez mayores, de acusaciones anti técnicas o de proselitismo político. Y por ello anoto algunas observaciones al pronunciamiento del OPECU con el mejor de los ánimos y reconociendo la importante labor que ejerce.


Señala OPECU que “El precio del glp en nuestro país es fijado según una estructura de costos que considera como materia prima el petróleo y no los hidrocarburos líquidos que provienen de Camisea cuyos costos son menores…”.- Esta aseveración no es cierta. Existe un mercado de libertad de precios. No hay estructura de costos de producción para fijar precios en la industria del petróleo, sino de costos de oportunidad, en este caso de estimados de paridad de exportación.
Por lo demás, el 60% de la producción mundial de GLP es obtenida del fraccionamiento del Gas Natural, por lo que su precio internacional obedece, entre otros diversos factores, a su fuente de orígen. Es decir, el precio internacional ya incluye favorablemente la mayoritaria producción derivada del Gas Natural (y de sus sustitutos cada vez más baratos). El precio interno de las refinerías en un mercado libre no puede estar por encima del precio internacional, por más anti competitivo que le resulte producir GLP, pues dejaría de vender y además no puede reducir a cero su producción.

Sin embargo, y sólo para efectos de mayor explicación pidiendo excusas a la industria, supongamos por un momento que fuera cierta la teoría que atribuye como valor del GLP el derivado de la suma contable de sus elementos de costo.

Para ello y por simplicidad, tomemos solamente el costo de la materia prima, Petróleo Crudo, a su valor FOB WTI, sin sumar los fletes y otros gastos para que una refinería peruana pueda procesarlo y obtener GLP.

Tendríamos así que el costo del crudo contenido en un balón de 10 Kgs de GLP (calculado contablemente), con precios al 08-08-2011 de 27.20 Nuevos Soles. Petroperú lo vende en el Callao a 25.10 Nuevos Soles (cobra 18.30 al envasador y 6.80 al Estado como compensación). Visto de esta manera, la empresa estatal estaría vendiendo a pérdida.

¿Y se podría vender al consumidor GLP ya envasado y en su domicilio a doce Nuevos Soles como ofreció nuestro Presidente, de seguro mal asesorado?

La respuesta cae de madura, pues sólo la materia prima cuesta en Texas 27.20 Nuevos Soles.
Peor aún, el 08-04-2011 con un precio WTI del crudo de 112.27 US$/Barril, la materia prima, petróleo crudo, le costaba a Petroperú 37.16 y su pérdida habría sido de 12.66 Nuevos Soles por Balón.

Sin embargo, a pesar de la baja de precios de casi 10 Nuevos Soles por Balón en su materia prima en los últimos 4 meses, Petroperú no ha bajado su precio a las envasadoras, sino que por el contrario lo ha incrementado 2.4%. ¿Por qué? ¿Está Petroperú aplicando “precios injustos”? ¿No le está resultando más barato producir GLP?


Si pensamos contablemente en la fijación de precios y con criterio económico ausente, seguro que sí pues, debió haber bajado el precio del GLP a las envasadoras. Pero ese no es el criterio económico para la fijación de precios que diferencia costo de valor (costo de oportunidad).

Así que cuidado cuando el Ministerio, si es que atiende el pedido de OPECU, alcance costos de producción contablemente estimados para el GLP en refinerías pues de seguro tendríamos que aumentar los subsidios a la producción refinera.


No es pues un costo derivado de la producción a partir del petróleo crudo el que rige para la determinación de los precios del GLP.


¿Se imaginan si en el mercado tuviéramos dos precios del GLP, uno más caro proveniente del petróleo crudo procesado en refinería y otro más barato derivado del fraccionamiento del gas natural? ¿compraría alguién el GLP de Petroperú? ¿qué haría Petroperú con su GLP si no puede dejar de producirlo? ¿Habría que compensar vía subsidio la producción estatal de GLP?

¿Y cual es el costo de oportunidad del GLP producido en Camisea? Aquel que obtendría el licenciatario si no pudiera realizarlo en el mercado interno. Aquí hay que considerar que el GLP es un producto escaso y de alta demanda con un precio internacional, con todas las características de un commodity y con facilidades en el Perú para su exportación. Así, la exportación se ha vuelto en una situación normal en el país debido a la insuficiente demanda local. En el período enero/mayo 2011 (MINEM), se ha exportado GLP a un precio FOB Pisco de 23.25 S/Balón de 10 Kgs. En el mercado interno el precio medio Petroperú Callao en el mismo período ha sido de 23.89 S/Balón de 10 Kgs (incluido el subsidio). Se desprende de esto que el precio en el mercado local está por debajo del precio de exportación real, tema que tocaré más adelante.




(1) http://www.opecu.org.pe/noticias/4994-opecu-precio-del-balon-de-gas-envasado-con-glp-de-camisea-podria-costar-menos-de-s-2500.html


Publicar un comentario