jueves, 15 de febrero de 2018

"Sudáfrica se convirtió en un país bananero"

Escrito por: Econ. César A. Bedón
Docente UPC

Vamos a mellar la imagen del Perú, como un país ‘bananero’”

“El ministro de Vivienda, Carlos Bruce, le pidió al Congreso resolver con mesura y con respeto al debido proceso pedido de vacancia presidencial”

El Comercio  20/12/2017

“Mercedes Aráoz afirma que intento de vacancia sería un golpe de Estado.
Agregó que un acto así “convertiría al Perú en un país bananero, en el cual todas las semanas estaríamos viendo a un presidente con la vacancia colgada en la cabeza

Gestión 15/02/2018

Las últimas semanas, se viene debatiendo nuevamente la posibilidad de vacancia del Presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK), faltándole más de 3 años para culminar su mandato, y hemos visto florecer declaraciones muy débiles en contra de esta posibilidad señalando que el Perú se convertiría en un país bananero, sin que se llegue a tener una idea clara de lo que esta calificación significa, siendo precisamente los miembros del Poder Ejecutivo, quienes usan este calificativo.

Wikipedia, al alcance de todos, señala que una “república bananera es un término peyorativo para un país que es considerado políticamente inestable, empobrecido y atrasado, cuya economía depende de unos pocos productos de escaso valor agregado (simbolizados por las bananas), gobernado por un dictador o una junta militar, muchas veces formando gobiernos forzosos o fraudulentamente legitimados.” Definitivamente en nuestro país no llegamos a colectar todas las características requeridas para merecer tan desagradable situación.

Para el profesor chileno Luis Ortega (Universidad de Santiago de Chile) las repúblicas bananeras eran literalmente pequeños países tropicales productores de bananas, dependientes de las empresas estadounidenses. Señala igualmente que, después, la calificación ingresó en el terreno político con un sentido más amplio en el sentido de calificar a instituciones gubernamentales débiles y corruptas, donde una o varias empresas extranjeras influyen en las decisiones nacionales[1]

Para contradecir lo manifestado por nuestros políticos oficialistas, hoy 15/02/2018 el diario Gestión nos informa que “Forzado por su partido, Zuma renuncia a Presidencia”. Jacob Zuma era el Presidente de la República de Sudáfrica (Sudáfrica), desde el 09/05/2009 y su renuncia se produce “más de un año antes del fin programado para el que era su segundo y último mandato”.

El renunciante mandatario, de 75 años, tomó la decisión de renunciar además luego que la opinión pública estuviera ampliamente a favor de su salida; se señala que fue un Presidente testarudo y provocador que incluso señalaba que no había ninguna prueba de que hubiera hecho algo mal. Conjuntamente con su renuncia el 14/02/2018, Cyril Ramaphosa fue elegido nuevo presidente de Sudáfrica.

Ningún medio en el mundo ha señalado que por esta renuncia (que definitivamente es una salida mucho más honrosa que la destitución o vacancia), ha convertido a Sudáfrica), en un país bananero. Los buscadores Web no encuentran ninguna relación entre ambos términos y la sucesión presidencial se recibe con total normalidad. Y es que un país con instituciones sólidas y mecanismos constitucionales vigentes para el reemplazo presidencial no puede ser calificado como país bananero, como erróneamente nos amenazan en el Perú.

Acompaño algunos indicadores económicos comparativos entre Sudáfrica y el Perú para comprobar que habría muchas más razones (si pensáramos, líbrame Dios, como nuestros políticos criollos), para calificar a Sudáfrica como país bananero:



miércoles, 7 de febrero de 2018

Marketing Entre Empresas B2B

Escrito por: Econ. César A. Bedón
Docente UPC

 
Da instrucción al sabio, y será aún más sabio, enseña al justo, y aumentará su saber
Proverbios 9.9

 ¿De qué sirve saber algo si usted no comparte lo que sabe?
Rubén Blades

 Tengo entre manos la primera edición del libro “Marketing Entre empresas B2B” publicado en diciembre de 2017 por el Fondo Editorial de la Universidad Privada del Norte S.A.C.
¿Autor? El Ing. Mag. Administración de Negocios Mario Vildósola Basay.

¿Novedad? Para bien de todos los involucrados en la administración de negocios, casi ninguna, en la medida que es el 6° libro del mismo autor; , así como lo escribo: sexto libro. Esta reciente publicación se suma a Gestión de Mercadotecnia (Universidad de Lima 2004), Fundamentos de Mercadotecnia (Le Cordon Bleu Perú 2008), Marketing de Servicios (UNMSM 2007), Gerencia de Marketing (UNMSM 2009) y Comportamiento del Consumidor (UNMSM 2011). Este solo hecho merece una gran felicitación y agradecimiento muy especiales al autor que, además, es peruano.
¿Que lo motiva? No es la búsqueda de fama, ni distinciones, ni honores. Tampoco es ningún objetivo económico, pues la autoría de libros en nuestro país se convierte casi en un apostolado en el que hay que tener vocación de servicio para dedicar gran parte de su vida a la investigación y publicación, poniendo a disposición universal conocimientos actualizados en Marketing y Administración. Creo que lo mueve un afán de auto realización, la cima de la jerarquía en la pirámide de Maslow (Teoría de la Motivación Humana); lo motiva la necesidad que tienen algunos hombres para hacer aquello para lo que han nacido, a través de una tarea específica, como en este caso la producción literaria académica.

¿Terminó su producción? No, ¡qué va!; El Ing. Vildósola tiene en preparación 3 libros adicionales, a saber, Fundamentos de Marketing, Investigación de Mercados y Gerencia de Servicios, todos con el auspicio de prestigiosas universidades peruanas y que le son reclamados principalmente por sus alumnos y colegas.
Me honra haber sido alumno del Ing. Mario Vildósola en la Maestría en Administración de Empresas de la UNMSM y por ello me he atrevido a publicar estas líneas sin su conocimiento, convencido como estoy que debemos alentar en nuestro país ejemplos como el del Ing. Vildósola.