miércoles, 2 de mayo de 2012

Y el impuesto al GLP se hizo ley

Antes de ingresar a la segunda vuelta electoral el año 2011, el Partido Gana Perú convocó a un equipo técnico para que preparara los “Lineamientos Centrales de Política Económica y Social para un Gobierno de Concertación Nacional” que algunos han dado en llamar “Hoja de Ruta”. Este fue un compromiso suscrito por el ahora Presidente Constitucional de la República.
Los señalados lineamientos incorporaron en laPolítica Tributaria” una oferta categórica “No se crearán nuevos impuestos” confiados en la buena performance que viene registrando el fisco nacional. Igualmente en lo referente a “Políticas de Energía” señalaron “Disminución del precio del gas (Gas Licuado de Petróleo-GLP)”, sin ratificar que bajaría a 12 Nuevos Soles por balón de 10 kilogramos como habían ofrecido en campaña, tampoco negándolo pero con una clara determinación de bajar su precio, confiados seguramente en una sólida caja fiscal y en la práctica de otorgar subsidios que se viene dando en el Perú desde el año 2004.
Con enorme decepción los consumidores peruanos ven como ambas promesas han sido incumplidas.
Por una parte al publicarse el 13-04-12 la Ley N°29852 que crea el Sistema de Seguridad Energética en Hidrocarburos y el Fondo de Inclusión Social Energético el mismo que se financiará en parte con un impuesto simuladamente llamado “recargo al transporte por ductos de los productos líquidos derivados de hidrocarburos y líquidos de gas natural equivalente a US$1.00 por barril a los mencionados productos…será trasladado en los precios de los hidrocarburos líquidos” (Art. 4.2). De esta manera el consumidor de GLP pagará un impuesto equivalente a 0.37 nuevos Soles por balón de 10 Kgs (incluido el efecto IGV). Este impuesto empezará a ser aplicado en cuanto esté aprobado el Reglamento de la Ley, previsto para un plazo máximo de 60 días hábiles contados a partir de la publicación de la misma. Se estima un ingreso anual para el fisco superior a los 16.9 millones de USD anuales por este concepto.
En segundo lugar no se ha cumplido hasta la fecha con la promesa de bajar el precio del GLP sino que todo lo contrario, se ha impedido esta baja al haberse reducido el subsidio 2.84 PEN/Balón (un 38.1% menos) entre julio 2011 y abril 2012 pasando de 7.45 a 4.61 PEN/Balón de 10 Kgs (incluido IGV). Para complicar más aún esta desorientada política, a partir del pasado 26-04-2012 los consumidores de GLP a granel (gasocentros, redes domiciliarias, industrias y consumidores directos – restaurantes, chifas, etc.) deben comprar con un precio diferenciado en planta de ventas superior en 6.1% al que pagaban anteriormente. Peor aún cuando se comience a aplicar el impuesto al transporte por ducto.
Dos promesas incumplidas ¡Dos! que bien pudieron hacerse realidad si se hubiera puesto un poco más de talento en el manejo de un asunto tan delicado en el que hasta el momento sólo ha ganado el Fisco con menores desembolsos en subsidios y mayores ingresos por el impuesto sin que se registre ningún subsidio efectivo a los más pobres, sin metas concretas de atención a quienes cocinan aún con leña y generando inequidades como efecto perverso de la citada ley.

Publicar un comentario