martes, 8 de mayo de 2012

¿Con descuento o sin descuento?

Con la llegada del Gas de Camisea se empezó en el Perú a comercializar el Gas Natural Vehicular (GNV). La estadística oficial señala que esto sucedió en octubre del año 2005.

Llegamos así al mes de agosto 2006 con un consumo acumulado de 3.7 millones de m3 y 3,194 vehículos convertidos, con apenas dos gasocentros operando y 3 en construcción, logros sumamente bajos cuando se tenía la decisión gubernamental de promover el consumo de este combustible.
Por este motivo y como  una medida promocional tendiente a incentivar la instalación de Estaciones de Servicio de GNV, Pluspetrol comunicó al Ministerio de Energía y Minas con carta del 06-09-2012 su decisión de rebajar a partir del 01-10-2006 el precio del GNV de 2.21 a 0.80 USD/MMBTU, descuento equivalente a 63.8% con el que se esperaba despegar el consumo y promover la inversión. La promoción se señaló tendría un lapso de seis años, tiempo más que suficiente como para que madurara el mercado.
Si tenemos en cuenta que la regalía promedio pagada por Pluspetrol en abril 2012 por las ventas de gas natural al mercado interno es de 0.66 USD/MMBTU, independientemente del monto cobrado por el GNV, rescataremos que en la práctica el operador no recibe nada por la venta promocional de GNV (y por lo tanto el Estado no recauda nada tampoco por Impuesto a la Renta).
El GNV resulta casi regalado por Pluspetrol S.A. y los gasocentros deben pagar sólo los gastos de transporte y distribución a Cálidda. Los automovilistas por su parte pagaron en promedio durante el mes de abril 2012 un precio en gasocentro de 0.96 PEN/M3. A fin de homogenizar la información podemos señalar que mientras Pluspetrol cobra 0.0763 PEN/M3 de GNV, paga una regalía de 0.0628 PEN/M3 y los automovilistas, en medio de una guerra de precios declarada pagan 0.9600 PEN/M3 en promedio, es decir un precio que resulta ser 10.1 veces más que el precio en boca de pozo.
A marzo del 2012 la campaña promocional de ventas de GNV ha acumulado 1,394 millones de m3, implicando un menor cobro en boca de pozo superior a los 70.2 millones de USD. Por su parte los vehículos a GNV alcanzaron las 132,193 unidades con 184 puntos de venta operando y 24 en construcción. En este nivel se llegará en septiembre 2012 al vencimiento del plazo promocional de precios congelados por 6 años para el GNV y podrán recuperar su precio de lista con lo que más o menos se triplicaría en boca de pozo, lo que no significa que el precio final se tenga que incrementar en similar porcentaje ya que como hemos anotado el gas en boca de pozo es el componente más bajo de la estructura de precios del GVN; el aumento en el precio al automovilista no excedería de un 14%, luego de 6 años de congelamiento, sin nada que objetar legalmente y sin que este incremento vaya a desincentivar el mercado de GNV.
Por su parte el presidente de Perupetro S.A., la máxima autoridad encargada de la supervisión de los contratos de gas, informó al diario La República (08-04-2012) “que el contrato con Pluspetrol tiene un año adicional y que el MEM se encuentra en plena evaluación sobre la renovación con la empresa” añadiendo que “aun cuando el precio se encuentra regulado, de haber un incremento sería de 5% anual como tope, y que si ese fuese el caso habría otros combustibles alternativos”; lamentablemente para el Presidente de Perupetro S.A. nada de esto es cierto y convendría se documente mejor a fin de no crear falsas expectativas.


Publicar un comentario