domingo, 13 de mayo de 2012

El mercado funciona: Caso Gasolina 98

Si algo se debe esperar en un mercado de libre competencia es que los precios se fijen por oferta y demanda. Los economistas tenemos presente aquí el modelo de la telaraña por el cual los agentes mueven sus precios sucesivamente alrededor de un nuevo ajuste de mercado. Si el mercado funciona, se llega a un nuevo precio de equilibrio. Nada está dicho sobre el tiempo que transcurre.

Superados los primeros días posteriores a la baja de precios de los productores de gasolinas de alto octanaje (98, 97 y 95 Octanos RON) un medio de prensa titula este 11-05-12 “Grifos bajan precios de los combustibles progresivamente en Lima”. Por supuesto que esta noticia no tiene rebote y a nadie le interesa destacar las bajas de precio en el punto final de la cadena de comercialización. Y así, estas bajas pasan desapercibidas para la opinión pública y quizá hasta para el mismo automovilista.

Para que no quede la impresión que sólo relevamos las alzas de precios, he efectuado un pequeño análisis de lo sucedido con la gasolina de 98 Octanos en esta última disminución de precios efectuada por los productores el 26-04-12. El Osinergmin, el INDECOPI o el Ministerio de Energía y Minas con más personal, tiempo y recursos económicos podrían efectuar análisis similares o superiores.

No es un consumo importante el que se hace de este producto, a pesar que contiene como máximo 50 ppm de Azufre (es la menos contaminante); apenas 32.2 miles de galones diarios (ene - mar 2012). Tampoco lo comercializa Petroperú S.A. Sin embargo hay una enorme competencia. En el caso de Lima se reportan en el Facilito de OSINERGMIN un total de 108 puntos de comercialización con una venta promedio diaria de 313 Galones, volumen que de seguro no sustentaría económicamente efectuar inversiones para su venta pues debe tenerse en cuenta que la compra mínima en Plantas de Venta sería para unos 3 días con máximos cuidados para su transporte más caro a fin de evitar la contaminación y/o adulteración.

La reacción en puntos de venta luego de la reducción de precio de los productores ha sido a la baja, disminuyendo el precio promedio en 0.81 Nuevos Soles/Galón ó 4.3%. Por supuesto que la baja no se ha dado al siguiente día de la reducción de los productores, como suelen reclamar quienes no conocen la naturaleza de un mercado de libre competencia y anhelan volver a la época de los precios regulados en Estaciones de Servicio, todos iguales, en las mismas fechas y con pésimo servicio resultante en estaciones obsoletas y con máquinas despachadoras listas para el deshuase.

Seis puntos de venta redujeron sus precios al día siguiente que lo hiciera el productor, con rebajas de hasta 1.00 Nuevo Sol/Galón; son Estaciones de Servicio que siguen políticas comerciales de precios mínimos y buscan, tanto mantener sus clientes, como ir ganando algunos nuevos atraídos por precios bajos y por ello no dejan pasar un solo día de promoción.

 Progresivamente, con cierto letargo pero avanzando, las condiciones de competencia y seguramente las mermas en ventas, determinaron que los puntos de venta se sigan incorporando a la masa de los que aplicaron la baja de precios. En total, 102 de los 108 puntos comercializadores bajaron sus precios entre el 27-04 y el 12-05-12. El 09/05/12 ya habían bajado el precio casi el 30%, momento decisivo, porque a partir del 10/05/12 se llegó a un 90.2% aplicando bajas de precios. Se tomó el mercado 14 días para alcanzar el 90.2% de puntos de venta con precios a la baja.

¿Sabe hoy cuántos precios distintos existen en las Estaciones de Servicio para la gasolina 98? Un total de cincuenta; ¡Para todos los gustos! Por lo demás siguen una distribución normal (Campana de Gauss).

¿Conoce Ud. la brecha entre el precio mínimo y el máximo? Llega a 4.14 Nuevos Soles/Galón.

El precio moda (el más frecuente) de 17.67 Nuevos Soles/Galón sólo rige para el 20.4 % de los puntos de venta.

Con todos estos datos no creo sea sostenible señalar que ha habido una concertación para no bajar los precios. Por supuesto que inicialmente hay cierta resistencia a aplicar de inmediato la baja, sobre todo cuando es significativa. Sin embargo el mercado funciona y logra, en este caso a los 14 días, bajar hacia un nuevo precio rebajado, que de seguro no será tampoco el final pues como repito la competencia es bastante dura.

Esto es independiente de la existencia de utilidades o pérdidas en los puntos de venta; la inversión está hecha para atender necesidades de un segmento de consumidores. El marketing mix de la estación, la oferta de servicios múltiples y las condiciones de seguridad, calidad y cantidad despachada ofrecen resultados que en muchos casos superan la de precios más bajos en el segmento más alto de los automovilistas.

Esto que sucede en la Gasolina 98 es algo que de seguro funciona también para otros productos derivados del petróleo y del gas, con diferentes matices y con una necesidad grande de mayor comprensión técnica a fin de mejorar la sensación de estafados que se nos quiere hacer que asumamos. No hay peor sanción para el que no sigue las reglas del mercado que la condena de sus consumidores. Más que la multa juega aquí la sanción del consumidor para cambiar de surtidor.




Publicar un comentario