miércoles, 23 de mayo de 2012

Casi, casi desapareció el subsidio al Gas Licuado de Petróleo (GLP)

El Informe “Factores de Aportación y/o Compensación” aprobado por la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas (DGH) y que rige para la semana del 22 al 28 de mayo 2012, determina la eliminación del subsidio al Gas Licuado de Petróleo (GLP) comercializado a granel y establece en apenas 0.04 PEN/Kg al dirigido a las actividades de envasado. Esto significa en la práctica que el GLP ha dejado de ser subsidiado, aunque no sabemos si temporalmente o para siempre.

La eliminación del subsidio se da al haberse calculado que el precio de paridad de exportación (PPE), que sirve como referencia para el pago de los subsidios, es de 1.87 PEN/Kg, mientras que en el mercado interno el precio de lista de Petroperú S.A. en la Planta Callao es de  1.92 PEN/Kg para el GLP que tiene como destino la utilización a granel y de 1.97 PEN/Kg para el llamado “producto diferenciado”. Observemos aquí que el límite superior de la banda de precios fijado por el gobierno es de 1.83 PEN/Kg para el destino envasado y de 1.92 para el que tiene como destino la venta a granel.

Algunos errores que se presentan actualmente en el manejo oficial de este subsidio son, entre otros, el que resulta irregular que la DGH apruebe bandas de precios distintas, ya sea que se trate de GLP para envasado o para granel. El producto es  el mismo y la simulación del PPE que hace el Osinergmin es igualmente la misma, independientemente del destino inicialmente declarado para el producto; Va contra el sentido común y sólo permite que Petroperú S.A. cobre un sobre precio en el caso de la venta a granel; injustificado desde todo punto de vista, incluso si aplicamos la ley de Pareto por lo reducido de sus volúmenes comercializados y por propiciar un mercado negro. Peor aún esta semana en que desde el 22 se ha retirado el subsidio al granel.
Un aspecto adicional es el hecho que la petrolera estatal venda con un precio mayor al del límite superior de la banda de precios en los casos de venta destino “producto diferenciado”. Esta venta, de acuerdo con el enredado sistema de precios que se viene aplicando al GLP, es la que se efectúa a aquellos compradores que realizan actividades de exploración y explotación de hidrocarburos y recursos minerales, el procesamiento de recursos hidrobiológicos y/o la fabricación de cemento, y que se encuentran identificados en el Registro de Hidrocarburos de OSINERGMIN como Consumidores Directos.

Estos compradores ya habían dejado de recibir subsidios pero, muy lejos de cobrárseles el límite superior de la banda de precios a granel se les aplica un precio superior en 0.05 PEN/Kg; es decir gracias al poco experto manejo de los precios y subsidios al GLP que han creado tres precios para un mismo combustible en el Perú, subsisten ahora compradores subsidiados (supuestamente sujetos a un sistema de regulación de precios) y no subsidiados (precio libre), junto con una venta a envasadoras que recibe un subsidio mínimo. ¡Puertas abiertas para la corrupción y el mercado negro!

El PPE del GLP (conforme se calcula en el Perú), se encuentra esta semana en el nivel más bajo del período 2011-2012 (que es el que he evaluado). Sólo en las últimas 52 semanas ha caído 28.9%. Por su lado, manteniendo el controvertido subsidio al GLP, el precio final del balón al público apenas si ha bajado 1.0% en el período abril 2011/abril 2012; de no mediar el sistema de subsidio los consumidores hubiéramos disfrutado de una baja de precios de aproximadamente 10.30 PEN/Balón de 10 Kg.
Me parece que la actual coyuntura es el momento adecuado para desarmar el poco técnico sistema de subsidios vigente, dejar el precio libre y sujeto a la oferta y demanda con la actuación de las autoridades de gobierno para corregir fallas de mercado. Lo peor sería hacer que nuevamente el GLP aporte al Fondo de Estabilización de Precios (un sobrecargo para los compradores) y no se trasladen las bajas de precio al consumidor. 




Publicar un comentario