lunes, 23 de mayo de 2011

Poliducto Pisco-Lurín – Parte I

La página Web de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada - Proinversión presenta como uno de sus proyectos en cartera (ubicado dentro del área de la energía), la concesión del llamado Sistema de Abastecimiento de GLP para Lima y Callao, el mismo que “tiene como objetivo buscar un sistema seguro, amigable al medio ambiente y eficiente para el transporte de GLP desde las instalaciones del productor hasta la provincia de Lima, donde se encuentra ubicado el mercado más importante de este combustible en el Perú” (sic).
El cronograma del proceso, lanzado con mucho apuro por decisión gubernamental, tiene ya siete (7), modificaciones desde el original publicado el 11-11-10 que señalaba como fecha de presentación de solicitudes de calificación el 23-02-11, hasta la última revisión del 26-04-11 que corre esta fecha hasta el 08-07-11 (5 meses de postergación).
El detonante que determinó la decisión del Ejecutivo de impulsar aún más el proyecto fue una situación de desabastecimiento de GLP en Lima/Callao ocurrida en julio de 2010 por problemas derivados de braveza anómala de mar que impidió la descarga de buque/tanque en los terminales de Solgas y Zeta Gas. Al respecto, el ex Presidente del Consejo de Ministros de ese entonces, Javier Velásquez, señaló que al ser el transporte ya no por barco, sino directamente por ducto, ya no se producirían restricciones en el ingreso de ese combustible a los grifos y plantas de la capital. Por supuesto que políticamente negó que hubiera existido desabastecimiento.
El presente trabajo es sólo un primer avance al que agregaré otros comentarios de mayor detalle posteriormente.
I. Se plantea abastecer desde la provincia de Lima
a.
No resulta adecuado señalar desde ya que el sistema de abastecimiento de GLP se instalará en la provincia de Lima, haciendo exclusión de la realidad del conjunto comercial inseparable de las provincias de Lima/Callao que, para estos efectos, opera como un sólo mercado; agreguémosle igualmente las provincias de Huaura, Huaral y Cañete en que se cuenta con tres plantas envasadoras que igualmente son influenciadas por las características de la comercialización metropolitana.
b. No se puede plantear el abastecimiento de la provincia de Lima desde el punto final del probable gasoducto sin tener en consideración la oferta competidora de la provincia del Callao que necesariamente resta volumen al proyecto.
c. Igualmente se vería más racional que el punto de llegada del ducto sea analizado y propuesto por el estudio de ubicación que realice el potencial concesionario pues sonaría inicialmente más factible Callao que Lurín/Conchán, salvo que ProInversión haya hecho el estudio de localización y tenga otros argumentos económicos y de mercado que lo hayan inclinado a seleccionar a priori el punto de llegada, que igualmente es donde se construirán las facilidades de almacenamiento y despacho.
d. Un 70% de la capacidad de almacenamiento existente en las plantas envasadoras instaladas en Lima/Callao, así como el 100% del almacenamiento de las Plantas de GLP, corresponden a la zona de influencia del Callao y no de Lurín.


e. En resumen, apenas un 1% correspondería a la capacidad de almacenamiento existente en la zona de influencia de Lurín/Conchán que es donde ProInversión ha propuesto ubicar el punto de llegada del gasoducto.
f. Consolidando plantas y envasadoras, apenas un 1% correspondería a la capacidad de almacenamiento de la zona de influencia de Lurín/Conchán que es donde ProInversión ha propuesto ubicar el punto de llegada del gasoducto.
g. Se presenta aquí además un primer aspecto de riesgo en el supuesto de un gasoducto que concentre la atención del GLP en Lurín/Conchán pues se introduciría un mayor e innecesario tráfico de camiones/tanque dentro de la provincia de Lima que se desplazarían hacia el Callao.
II. Ventas de GLP en la Metrópoli
a.
Las ventas de GLP en Lima/Callao alcanzaron el año 2010 un promedio de 1,758 TM/DC con un promedio de crecimiento de 5.1% anual en los últimos cuatro años.
III. Logística de Abastecimiento actual
a.
En la actualidad la operación de abastecer Lima/Callao desde Pisco se realiza principalmente por la vía marítima utilizando como terminales de descarga los multiboyas de Repsol (Sol Gas) y Zeta Gas en el Callao desde donde se abastecen los camiones/tanque. Estos terminales cuentan con una capacidad de almacenamiento de 25.2 mil TM, equivalentes al consumo total de 18 días de la metrópoli. Pluspetrol abastece estos puntos mediante un buque tanque dedicado.
b. Igualmente, las empresas envasadoras y otros clientes de Lima/Callao pueden abastecerse directamente mediante camiones tanque que son abastecidos en Pisco. Esta operación siempre estará disponible en la medida que todo el abastecimiento del sur del país es hecho bajo esta modalidad.
c. Más aún, la metrópoli es abastecida también con el GLP que produce PETROPERU en Talara y transporta por buque/tanque al terminal Callao administrado por VOPAK – SERLIPSA.
d. Igualmente Lima/Callao tiene como abastecedor a la refinería de La Pampilla desde donde se atienden camiones/tanque. Finalmente, en casos de emergencia, podría abastecerse parcialmente en forma terrestre desde la propia refinería de Talara o las plantas de procesadora de Gas Pariñas o Graña y Montero Petrolera.
e. Por lo visto, el abastecimiento de Lima estaría suficientemente garantizado en condiciones normales, contando con diversos medios y fuentes de abastecimiento interno, además de la posibilidad siempre presente de la importación.
f. Falta determinar si el proyecto del ducto reduce los costos alternativos de transporte o si en caso contrario el consumidor estaría dispuesto a pagar algo más en el precio del balón de GLP por una mayor seguridad de suministro.
g. Igualmente trascendental resulta la evaluación de la factibilidad económica del proyecto, considerando los volúmenes de transporte y los montos de inversión. De estos asuntos nos ocuparemos en una próxima entrega.
Publicar un comentario