domingo, 22 de mayo de 2011

Continúa la exploración en Camisea

El 18 de mayo participé de una visita ofrecida por Pluspetrol, operador del Consorcio Camisea, para diferentes medios de comunicación nacionales y extranjeros, al pozo exploratorio de gas natural llamado Mipaya 1001-XD. Esta es una valiosa apertura de la empresa operadora de los lotes 88 y 56 de Camisea mediante la cual se demuestra que los trabajos para confirmar las reservas del gas natural peruano continúan.

Un pozo exploratorio es el primer pozo que se perfora con el fin de encontrar en este caso gas en un lugar considerado favorable para la existencia de hidrocarburos. Es un pozo que se perfora en una locación aún no probada para certificar la existencia de un nuevo campo de hidrocarburos, una nueva formación productora de los mismos o un yacimiento más profundo.
Este pozo se encuentra ubicado a 37.6 Km de la planta de Las Malvinas en que se realiza la separación del gas natural seco y sus líquidos derivados para su entrega a TGP que se hace cargo del transporte por gasoductos.

De acuerdo con el libro anual de reservas elaborado por el Ministerio de Energía y Minas, contamos al 31 de diciembre 2010 con 22,595.1 Billones de Pies Cúbicos de gas natural en los Lotes 56 y 88 de Camisea. Sin embargo, actualmente sólo el 49.6% de estas reservas corresponde a reservas probadas desarrolladas. Se requiere aún de una elevada inversión para ir confirmando las reservas probables y posibles de manera que compensen las que se van consumiendo y confirmen si es que efectivamente nuestras reservas se agotarían el año 2047 (dentro de 36 años), según se ha estimado.
El monto de estas inversiones estimadas al 31-12-10 es de 852.5 millones de US$, las mismas que han sido consideradas en el plan de exploración y desarrollo de la licenciataria. Hasta la fecha se vienen invirtiendo más de 51 millones de US$, incluido por razones ecológicas y de cuidado del medio ambiente, un pozo de “cutting” (destinado a recibir los residuos de la perforación, devolviendo a las profundidades del subsuelo los materiales extraídos de los pozos).
El costo de uno de estos pozos de exploración es de alrededor de 35 millones de US$. En el caso del pozo exploratorio Mipaya la perforación se inició el 11-04-11 y tiene como objetivo alcanzar una profundidad de 2,800 metros que debe haberse logrado este fin de semana. Con posterioridad a esto, el pozo será entubado para luego proceder a realizar los ensayos que permitan definir el potencial de gas acumulado en cada capa de rocas atravesadas. Esto puede durar unos 30 días.
Por el bien de nuestro país esperemos que esta inversión de riesgo no se detenga.






Publicar un comentario