domingo, 17 de abril de 2011

Recuperar el gas y retornarle el control a Petroperú no es estatizar

El Plan de Gobierno 2011-2016 del Partido Gana Perú que postula al Cmdte. Ollanta Humala para la segunda vuelta que elegirá al nuevo Presidente de la República señala literalmente en su página 8 como base programática “Recuperar nuestros recursos naturales como el agua y la tierra, los bosques y la biodiversidad, el gas y los minerales para que contribuyan a la eliminación de la pobreza y desigualdad que afectan a millones de peruanos. Su explotación, aprovechada generalmente por minorías económicas extranjeras, no puede continuar. Concretamente en el tema del gas, nos comprometemos a poner en marcha una política de soberanía energética en la que retornemos el control de las decisiones del negocio gasífero a Petroperú, repotenciarlo e iniciar el cambio de la matriz energética y la industrialización de este recurso

No creo que necesitemos de traductor para entender claramente que, a pesar que no se utiliza la palabra “estatizar” al referirse a la explotación de los recursos naturales, eso es lo que se plantea en el Plan original y en concreto en el caso del gas que se encargaría a la empresa estatal. Adicionalmente hablar de “iniciar” el cambio de la matriz energética igualmente desubica el análisis, pasados ya 7 años de la progresiva incorporación del gas de Camisea que ha venido a sustituir las gasolinas, el petróleo diesel y los petróleos residuales.

Por otro lado, en la página 83 del mismo Plan de Gobierno se afirma que “La energía eléctrica, los hidrocarburos, el gas, los servicios esenciales, el agua y saneamiento, el espacio aerocomercial y los puertos serán actividades estratégicas puestas al servicio de la nación y de los peruanos. El régimen empresarial de las actividades estratégicas, esto es nacionalizadas, será pluralista… La Constitución Política consagrará la participación empresarial del estado en el sector energético y supeditará la libre disponibilidad de los recursos energéticos a los intereses nacionales”.

La vuelta al pasado, el definir que existen actividades estratégicas y que por tanto deben estar bajo el régimen empresarial estatal. Creo que es pecar de ingenuidad afirmar que se puede nacionalizar y a la vez mantener una gestión empresarial pluralista con formas de propiedad privada. Lo mismo que planteara el Gral. Juan Velasco Alvarado mediante un golpe de Estado el 03-10-1968, siendo Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú. Una de sus fracasadas reformas fue precisamente la nacionalización de “sectores estratégicos” de la economía como las minas, el petróleo, el acero y los servicios públicos.

Adicionalmente el Plan de Gobierno ratifica la modificación de la Constitución para que el Estado no cumpla ya en exclusiva su rol subsidiario sino que además la haga de empresario. Todo esto en el Plan de Gobierno.

¿Un Estado al que se le critica precisamente no haber hecho bien la distribución de la riqueza cuando tenía sólo fines subsidiarios definidos por la Constitución, se puede pensar que ahora si podría volverse empresario y tener éxito?


Definitivamente parecemos no haber aprendido de la historia económica.

Sin embargo, en entrevista concedida al diario La República y publicada el 17-04-2011 el Cmdte. Ollanta Humala dice “Hemos hablado de la nacionalización de actividades estratégicas, no de industrias extractivas. Jamás planteamos la estatización”.

Saque usted sus propias conclusiones.
Publicar un comentario