martes, 6 de febrero de 2018

LA SANCIONADA/INHABILITADA SINOHYDRO

Escrito por Econ. César A. Bedón
Docente UPC
Petroperú S.A. emitió el 31-01-18 una Nota de Prensa referida a la nueva Refinería Talara, con el título “PETROPERÚ SUSCRIBE CONTRATO DE ADJUDICACIÓN DE UNIDADES AUXILIARES Y OBRAS COMPLEMENTARIAS DE LA REFINERÍA TALARA[1]. En dicha Nota señalaba que “El martes 30 de enero la empresa suscribió el Contrato de Adjudicación con el consorcio ganador del Servicio de Ingeniería de Detalle, Suministro y Construcción (EPC) de las unidades auxiliares y obras complementarias del Proyecto Modernización de Refinería Talara (PMRT). La suscripción del mismo estuvo a cargo de los representantes legales de PETROPERÚ y del CONSORCIO COBRA-SCL UA&TC, conformado por los proveedores precalificados Cobra Instalaciones y Servicios S.A. y Sinohydro Corporation Limited.” De esta manera la empresa estatal daba por terminado el proceso iniciado en julio de 2017 con la apertura de sobres el 12/12/17 por un monto de 936’589,527.55 USD (casi un billón de dólares americanos).
La Nota de Prensa de Petroperú S.A. no deja de señalar que “El 30 de diciembre quedó consentido el otorgamiento de la buena pro al no haber habido impugnación alguna por parte del consorcio perdedor”. Extraño argumento éste, por el cual, si ninguno de los otros participantes hace alguna impugnación, el contrato se considera consentido. De seguro que tal declaración forma parte de las bases de los concursos, que omite necesarias labores de control posterior, sobre todo si se trata de obras multimillonarias como la que nos ocupa.
El consorcio perdedor fue CONSORCIO ISFC TALARA. La Nota indica que una de las subsidiarias de las tres que conforman el consorcio (la española Sacyr) denunció ante Petroperú a Sinohydro[2] (uno de los ganadores), por haber mentido en su declaración jurada afirmando que no tuvo ninguna sanción del Banco Mundial, cuando sí la tuvo. La comprobación de esta denuncia hubiera significado la eliminación del consorcio ganador, incluso desde la pre calificación.
Petroperú ha comunicado que analizó la denuncia contra Sinohydro “con el apoyo de prestigiosos Estudios de Abogados en el país, quienes conjuntamente confirmaron la validez del proceso realizado, avalando la suscripción del contrato”. La empresa estatal peruana señala que “en la investigación efectuada se concluyó que Sinohydro, quien supuestamente había incumplido con las bases, nunca fue inhabilitada por el Banco Mundial ni el Banco Africano de Desarrollo, estando, por tanto, plenamente habilitada para contratar con PETROPERÚ”. Se omiten aquí otras sanciones que puede aplicar el Banco Mundial independientes de la inhabilitación pero igualmente dignas de tenerse en cuenta.
El Ing. César Gutiérrez[3], ex Presidente del Directorio de Petroperú S.A. denunció que Synohidro “fue sancionada en Junio del 2016, por World Bank Sanctions Board,  por un pago de soborno por 6.9 MMUS$, en la construcción de la hidroeléctrica Felou, propiedad de la Organización Mali, Senegal, Mauritania y Guinea. Pero no sola esa observación tiene la referida empresa china, también ha sido denunciada públicamente por presunción de sobornos en el año 2015, a un legislador de la República de Botsuana, para que desplegase sus buenos oficios, ante funcionarios del régimen de Robert Mugabe, en Zimbabue, conocido por sus 37 años en el poder y el mal manejo económico que llevó al país a una inflación de 26,470 % en el 2008”.
Se supone que esta gravísima denuncia es la que los funcionarios de la empresa estatal han analizado con “el apoyo de prestigiosos estudios de abogados”, lo que la ha llevado a concluir que nunca fue inhabilitada por el Banco Mundial ni el Banco Africano de Desarrollo, estando, por tanto, plenamente habilitada para contratar con PETROPERÚ. Peo, la denuncia es por sanción del Banco Mundial, que si ha existido y por práctica fraudulenta.
Sin embargo la convocatoria exigía al postor que declarase si: “ha sido alguna vez suspendido o excluido por un gobierno, una agencia de Naciones Unidas u otra institución internacional”. Al haber sido pre calificado es de suponer que Sinohydro contestó NO, lo que es una verdad a medias, para muchos peor que una mentira.
Aquí se demuestra una mala redacción de las bases por cuanto solo considera sanciones de suspensión o exclusión y no incluye las amonestaciones que hace el Banco Mundial, al comprobarse actos de corrupción, como es el caso de Sinohydro, y que igualmente deberían ser tomadas por la empresa convocante. Apostaría que la recomendación de los “prestigiosos estudios de abogados” fue que se compare literalmente lo que pide la convocatoria de Petroperú S.A. “suspensión o exclusión” con lo sancionado por el Banco Mundial “letter of public reprimand”. En ese caso, literalmente hablando, no se habría incumplido con las bases y todos felices y contentos. Pero, los abogados solo asesoran, no deciden; la responsabilidad por haber decidido no inhabilitar a Sinohydro es exclusivamente de Petroperú S.A.
Creo que antes de consultar “prestigiosos estudios de abogados”, la conducción de la empresa estatal peruana debería haber hecho una consulta gratuita al Economista Principal de la Oficina Regional del Banco Mundial en Perú, en el sentido de recibir información sobre los antecedentes de la empresa China Sinohydro incluyendo toda clase de sanciones y prohibiciones.
Algo también económico para los funcionarios de Petroperú S.A. hubiera sido realizar una pequeña búsqueda en la Web del Banco Mundial en que encontrarían en su Registro de Sanciones, la N°88 referida al caso 372 por el que se sanciona a Sinohydro.
La sanción a Sinohydro dada por el Banco Mundial, obedeció a una práctica fraudulenta (definida por el Banco Mundial como una tergiversación u omisión de hechos con el fin de influir en un proceso de adquisición o ejecución de un contrato).
Con estos antecedentes de la empresa estatal china ¿no debió ser excluida del proceso? Yo creo que sí.






[1] https://www.petroperu.com.pe/Main.asp?Seccion=3&IdItem=1007//
[2] En su página Web, Sinohydro indica que es una empresa estatal china establecida en los 50´s, que cuenta con 130,000 empleados y con proyectos en construcción en más de 80 países de Asia, África y América y con potenciales nuevos mercados en Europa del este. Debemos señalar sin embargo que la empresa estatal china registra una larga serie de denuncias en el mundo por incumplimiento de normas aborales, de seguridad, etc.

[3] http://www.gatoencerrado.net/store/noticias/107/107647/detalle.htm
Publicar un comentario