martes, 27 de noviembre de 2012

Se viene el aterrizaje del Proyecto de Modernización de Refinería Talara


Cada día se acerca más a la ofrecida información oficial de Petroperú S.A. sobre el importe de la inversión necesaria para la ampliación y modernización de la refinería de Talara, proyecto de indudable importancia, principalmente para la subsistencia de la empresa estatal.

La página Web de Petroperú señala que el Proyecto de Modernización de la Refinería Talara (PMRT) “consiste en la construcción de nuevas instalaciones industriales , y modernización y ampliación de las existentes  basadas en el desarrollo tecnológico para producir diesel y gasolinas con menos de 50 ppm (partes por millón) de azufre e incrementar la capacidad de producción de la Refinería de 65 a 95 mil barriles por día (bpd), así como procesar crudos pesados y más económicos para la producción de combustibles livianos de mayor valor comercial”.

La misma página Web informa que “El Directorio de Petroperú aprobó la suscripción de la Carta de mandato con el banco Société Générale (Francia), por el servicio de estructuración financiera integral del PMRT, que corresponde al análisis, evaluación, diseño y ejecución de la estructura financiera por un monto estimado de USD 1,700 millones”

Por su parte el estudio de Macroconsult hecho público en agosto 2012 señala que el monto de la inversión será de 1,711 millones de USD entre el 2012 y el 2016. La producción pasaría de 64 a 96MB/DC (un 50% de incremento). El estudio no dice nada sobre cuál sería el beneficio económico para Petroperú S.A. Tampoco su Presidente ha querido tocar este tema, esto porque las cifras frías del proyecto no son nada amistosas con el mismo. Se presenta en la información oficial una serie de supuestos aportes a la mejora del medio ambiente, al PBI del Departamento de Piura, a su situación laboral, al pago de impuestos, etc. Pero nada sobre los efectos en la misma empresa. Creo que, en un escenario de competencia como el que se vive en el Perú, no aplica la incorporación de precios sombra que traten de justificar el proyecto.

He querido aportar al tratamiento público de este caso, enfocando de una manera sencilla la rentabilidad del proyecto desde el punto de vista de la empresa misma; es decir en lo que finalmente reflejarán sus propios estados financieros. La evaluación es muy sencilla y parte del flujo neto de fondos en valores constantes, después del impuesto a la renta y la participación de los trabajadores en un horizonte de 20 años. Consideramos, cuando es necesario, una Tasa Interna de Retorno (TIR) del PMRT de 12% en USD. No incluimos la inversión en capital de trabajo.

Escenario 1 - Inversión de 3,000 millones de USD.- De considerarse una inversión de esta magnitud para una refinería de 96,000 Bls/DC de producción, la Utilidad Neta debería ser de 11.45 USD/Bl. 

Como referencia de márgenes refineros, cabe señalar que Refinería La Pampilla S.A.A., que cotiza en Bolsa y es una subsidiaria de Repsol YPF Perú B.V., una empresa constituida en países bajos, subsidiaria a su vez de Repsol YPF S.A. de España que posee el 51.03% de las acciones del capital social de la compañía al 31-12-2011, anunció que la cantidad de crudo que procesó en los primeros nueve meses del año 2012 fue de 72.4 MB/DC. De esta manera la utilidad neta ha sido de 0.80 USD/Bl. El año 2011 había obtenido una utilidad de 2.99 US$/Bl (Mayor en 164% a la del año 2010).

Ni de lejos entonces podría estimarse que la nueva Refinería Talara podría marginar cerca de 12 USD/Bl para hacer rentable el proyecto a un nivel de inversiones de 3,000 millones de USD, teniendo en cuenta además que el mayor margen refinero obtenido el año pasado en las mejores refinerías de la costa del Golfo USA promedió los 3.69 USD/Bl.

Escenario 2 – Inversión de 1,711 millones de USD.- Si consideramos el monto de la inversión señalado en el documento de Macroconsult para una refinería de 96,000 Bls de producción diaria, el resultado es que debería obtenerse una utilidad neta de 6.55 USD/Bl, nivel todavía muy elevado de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales. Así, ni con la menor inversión considerada, resultaría rentable el PMRT.


Si se estimara, más racionalmente, un margen refinero de 3.00 USD/Bl, la TIR del PMRT sería de 2.0%, nivel que hace inviable cualquier proyecto; así se contraten los mejores estudios económicos y de pronósticos de precios.

Escenario 3.- ¿Qué monto de inversión soporta el Proyecto?- Con un margen de refinación de 3.00 USD/Bl y una producción de 96 MB/DC no se podrían comprometer inversiones por encima de los 783 millones de USD para obtener un 12.0% de TIR. Comprometer 3,000 millones de USD, como se viene especulando, generaría pérdidas, con una TIR negativa en –3.2%.
   


Entonces ¿Qué queda?.- Vista así las cosas lo que seguramente se tratará de hacer es de fraccionar el estimado de inversiones de manera que “no se note”. Hemos visto que ni con el estimado oficial previo del nivel de inversiones, ni con el que estaría por confirmarse, se obtendría rentabilidad para Petroperú S.A. pues, en el primer caso, la TIR sería de 2.0% y en el segundo, se generaría una TIR negativa de -3.2%.

Hacer rentable el PMRT significaría poder producir un imposible de 367 MB/DC, casi 4 veces la producción ampliada prevista.


Una posibilidad socorrida sería la de pedir el auxilio estatal para garantizar a los inversionistas el repago de la inversión; quizá para (Dios nos libre), disponer que las AFP´s coloquen nuestros aportes en tan riesgoso como negativo negocio, proponer una regulación de precios para que se den márgenes refineros ad hoc, o una mezcla de todo esto. Quizá lo más probable es que se busque la salida política acusando al Gobierno de no querer apoyar el fortalecimiento de Petroperú S.A. y dejándola en un mar de desconcierto.

Lo que si estamos seguros es que de ninguna manera el consumidor peruano se va a beneficiar con mejores precios, pues se mantendrá la injusta teoría de la paridad de precios de importación.

Ojalá, los resultados que ya deben obrar en poder de Petroperú S.A. logren hacer “aterrizar” a sus funcionarios si es que de verdad se quiere la supervivencia de la empresa estatal. Esto significa sincerar los objetivos de inversión con las realidades posibilidades del negocio.


Publicar un comentario