domingo, 4 de diciembre de 2011

CADE 2011

La Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2011 se desarrolló este año del 1 al 3 de diciembre en la milenaria ciudad del Cuzco, teniendo como tema “Innovación: Aceleremos la transformación del Perú”. El interés que despierta este evento anualmente es enorme y logra un despliegue mediático de consideración. Abundan aspectos de marketing político y también de posicionamiento de los ejecutivos peruanos. La intención del sector privado creo es principalmente acudir a escuchar que tienen que decir los miembros del Poder Ejecutivo sobre el manejo de la economía y algo de espacio para plantear propuestas que apunten a una consolidación del sistema. Debería ser también un espacio abierto para que muchos ejecutivos del aparato estatal se entrenen prestando atención a las experiencias de agentes privados y, ojalá, trataran de replicar algo del espíritu innovador en sus funciones oficiales.


Los medios, ávidos de noticias para cubrir sus ediciones, se convierten en transmisores de las declaraciones, pero enfocando principalmente a los agentes públicos; es así como hemos tenido un rebrote informativo sobre temas de energía y principalmente de gas natural y GLP, más que lo que podríamos haber tenido sobre la innovación.


Con marcada inclinación a dejar entrever que existe preocupación oficial sobre la promesa electoral del Presidente Ollanta Humala de bajar el precio del GLP a Doce nuevos Soles y de que la masificación del gas natural es posible la agencia oficial de noticias Andina (1) ha titulado su nota del 02-12-2011 “Pluspetrol considera factible reducir precio del GLP por mayor participación de Petroperú".


Por supuesto que la entrevista al Gerente de Relaciones Institucionales de Pluspetrol de la que da cuenta no dice nada en ese sentido si no ”Estamos conversando con Petroperú para venderle un volumen más grande de GLP y ellos consideran que con una mayor capacidad de venta de GLP pueden bajar precios”. Queda claro que lo que señala el operador del Consorcio Camisea es que es Petroperú quien considera que se puede bajar el precio del GLP al consumidor final con una mayor compra de GLP pues además agrega “Lo importante es que vamos a vender un mayor volumen para que Petroperú pueda vender más GLP”.


Es decir que lo único cierto es que se le venderá más GLP a Petroperú y no que Pluspetrol piense que con esa medida el precio final va a bajar. Esto no podría darse como declaración oficial pues para quienes tienen conocimiento de las características comerciales del mercado, tal cosa no es posible sin mayores subsidios o pérdidas de la empresa estatal que deberá invertir en capacidad de almacenamiento para 15 días venta, facilidades de despacho, tuberías submarinas de descarga, posicionamiento de buque gasero, arrendamiento del mismo, pago de throughput en el Callao y otros que lo dejan con precios más caros que sus competidores.


Sin mayor análisis, la misma noticia es replicada por otro medio nacional (2) que titula el 03-12-2011 “Pluspetrol: El balón de GLP sí se abaratará para los usuarios”. Por supuesto que en el desarrollo de la noticia no se señala nada de esto.


Días previos (29-11-2011), el mismo diario (3) publicó “Canon gasífero no se tocará” comentando lo manifestado por el presidente regional del Cusco como un compromiso del Presidente del Consejo de Ministros que no se haría una nueva distribución del canon gasífero, regalía que recibe la región por la explotación del gas de Camisea.


Así mismo se han actualizado los reclamos en La Convención por la nulidad de los expedientes técnicos para la construcción de la planta de fraccionamiento de GLP. Esto ante la demostración económico social que esta construcción no es rentable por lo reducido del mercado de influencia, altamente impactado por el contrabando del GLP boliviano pero también por la nula promoción de su consumo de parte de los gobiernos central, regional y/o local.


Debe señalarse que en conferencia de prensa (4) realizada en la ciudad de Quillabamba , la Alcaldesa Provincial de la Convención informó haberse reunido con el ministro de Energía y Minas, el viceministro de Energía, el Presidente del Gobierno Regional del Cusco y el alcalde de la Municipalidad distrital de Echarati acordando en dicha reunión que el Ministerio de Energía y Minas encargaría a Petroperú la construcción de una planta de envasado de GLP en La Convención y le entregaría la revisión y reformulación del estudio de pre inversión del proyecto de construcción de la planta de fraccionamiento de gas licuado de petróleo de Kepashiato.


Seguro que en esta redacción hay errores pues no creo concebible que al final la empresa estatal tenga que cargar con elefantes blancos como esta otra promesa electoral del Presidente de la República conforme da cuenta un diario nacional el mismo que señala que “El comité de lucha de la provincia de La Convención (Cusco) emplazó al presidente Ollanta Humala a cumplir con su promesa electoral de construir la planta de fraccionamiento de gas de Kepashiato, que permitiría a los pobladores de la zona obtener ese combustible con un precio más barato”. Tener GLP más barato en la Convención no pasa necesariamente por construir una planta de fraccionamiento. Hay opciones comerciales que podrían ser coordinadas con Pluspetrol y las envasadoras pero que igualmente exigen el compromiso de las autoridades locales para la administración de programas de atención directa, cosa que al parecer no les es de su agrado.


Otro tema semejante es la declaración que se refiere a que el gas natural llegará a los domicilios de Moquegua (5) como sucede en la capital de la República. El Presidente del Consejo de Ministros sostuvo en CADE que llevarán gas en cisternas y en los próximos 12 a 18 meses se iniciará la masificación del gas para uso doméstico en la macrorregión sur. Nuevamente se ha señalado que la población ha coordinado con el viceministro de Energía con quien se llegó a un entendimiento para que el Ejecutivo a través del Ministerio de Energía y Minas (Minem) asuma el compromiso de construir una planta de licuefacción en cada ciudad. Como esto no es posible, Petroperú tendría un aporte importante, aunque el porcentaje de participación debe definirse entre la empresa y el sector Energía y Minas según la publicación que señala que una vez se tenga la infraestructura habilitada, las cisternas empezarán a transportar gas comprimido desde Pampa Melchorita de Perú LNG, ubicada en el límite de Lima e Ica, hacia las nuevas plantas de licuefacción a instalarse en el sur, y de éstas recién se hará la distribución a las viviendas. Se atribuye que el Presidente de Petroperú habría señalado que “lo que se proyecta es ponerlo en camiones cisterna y llevarlo a distancias que son más o menos largas y soportables para este tipo de gas de mil 200 y mil 500 kilómetros”. Valdría la pena revisar estas distancias y los costos de transporte para una mejor exposición de las ventajas del proyecto en estudio.


Un tema más, el Presidente de Petroperú habría asegurado (6) que esta no será usada como ‘caja chica’ del Gobierno. “La garantía está en que tenemos que entregar todos los estados financieros a la BVL, como cualquier otra empresa –dijo Campodónico–. Lo que queremos hacer es demostrar que una empresa pública puede competir como cualquier otra”. EL funcionario confirmó que, en abril o mayo, Petroperú pasará a cotizar hasta el 20% de sus acciones en la BVL. Habría que modificar la reglamentación que impide la modalidad de privatización mediante venta de participación accionaria. Asimismo, reiteró que ninguna de las operaciones incluirá la fase de exploración, lo que implica que no habrán riesgos de capital. Un necesario deslinde con lo comentado anteriormente sobre que Petroperú ingresaría también en el riesgoso up stream.


Ofertas para todos los gustos, muchas de ellas hechas sin tenerse aún estudios definitivos, pero que erróneamente se cree apaciguan las expectativas. Esperemos que pasada la CADE retornen informaciones más coherentes






Publicar un comentario