domingo, 18 de diciembre de 2011

La falacia “Costo del Crudo de 15 Dólares”

Con marcado interés político, durante la campaña electoral presidencial del presente año, se promovió la oferta de venta del balón de 10 Kgs de GLP, puesto en el domicilio del consumidor, a 12 Nuevos Soles (4.45 US$)[1]. Para ello no se dudó en utilizar argumentos sin fundamento económico y nada válidos como que el producto no es importado sino que se produce en el Perú, que la Shell ya había hecho todo el gasto de exploración, que Pluspetrol (operador del Consorcio Camisea), había establecido un precio para el GLP como si éste se obtuviera de la importación de petróleo procedente de Texas, que “Solo por transportar el GLP por vía marítima Pluspetrol cobra 80 y 85 dólares por tonelada de GLP, un precio bastante alto pues si hubiera competencia el flete (transporte) que se cobra por traer el gas se reduciría a 20 dólares por tonelada de GLP” (Ing. Aurelio Ochoa, actual Presidente de Perupetro S.A.), “El valor real de producción de gas obtenido en el Lote 56 es de US$ 2.88 por barril y sin embargo se factura a US$ 6.40” (Ing. Susana Vilca, actual Vice Ministra de Minas),[2] que en Bolivia se vende el mismo producto a ese precio, etc.


La fuerza mediática de estas declaraciones hace que se conviertan en paradigmas sin que después nadie responda por ellos, queriéndose todos desentender de la responsabilidad pero habiendo calado ya en la población, la misma que toma con entusiasmo infantil estas tesis erróneas y ya es imposible destruirlas causando disconformidad, resentimiento, retracción de la inversión y contribuyendo a una situación de inestabilidad social.


Hoy en día tenemos una nueva falacia camino a convertirse en paradigma. Se trata de la afirmación hecha por el Presidente de Petroperú S.A. en el sentido que "Producir un barril de petróleo cuesta 15 dólares y se vende a 100 dólares, si volvemos a la producción vamos a capitalizar esa diferencia" [3], apuntando esta manifestación como augurio de mayores utilidades para la empresa estatal si es que se dedica a la producción de petróleo crudo. Y claro, declarar que esta operación implicará una utilidad de 567% y que absurdamente dejamos que se la lleven otros agentes que no son la petrolera estatal pues provocaría resentimiento.


Visto así, con esa simpleza, por supuesto que se arrancan aplausos de la galería y se asienta un nuevo paradigma que nos haría esperar con ansia que todos los contratos vigentes caduquen cuanto antes para que la ganancia no la hagan terceros sino Petroperú S.A. Sin embargo no nos dice el representante de nuestra empresa estatal si esas utilidades extraordinarias revertirían al consumidor mediante la baja de precios, que es lo que finalmente nos interesa, quienquiera que sea el operador.


No nos extrañe que mañana tengamos un nuevo conflicto social pidiendo que reviertan los contratos a Petroperú para que gane esos 85US$/Bl que se llevan los privados.


Y, si fuera tan impresionante el negocio como señala el presidente de Petroperú S.A., ¿Por qué entonces los magros resultados de nuestra actividad petrolera? ¿Se puede pensar en inversiones de las contratistas en los últimos años de la concesión cuando se sabe que los retornos toman por lo menos cinco años?

Sin embargo nuevamente, al igual que sucedió con el caso Camisea, el Presidente de nuestra querida empresa petrolera nacional omite agregar a su cálculo de costos que la producción petrolera debe pagar regalías, así sea una empresa pública.


¿Y a cuánto ascienden estas regalías?

De acuerdo con el informe de octubre 2011 de Perupetro S.A. el pago promedio en el Perú en dicho mes fue de 32.17 US$/Barril, equivalentes al 31.5% del valor de la producción. Esta regalía llega en el caso de los lotes del Nor Oeste a 41.07 US$/Bl ó 38.6%.


¿Y no cuesta sólo 15 US$ producir un barril de crudo?


Adicionalmente no debemos olvidar que la producción petrolera es cada vez menor y más costosa; que necesariamente debe invertirse en nuevos pozos para mantener la producción, así como en la construcción de redes de transporte en el campo y en servicio de pozos, en generación eléctrica, remediación ambiental, etc.; Mención aparte de la responsabilidad social asumida por las empresas contratistas para con la población, ofreciendo asistencia médica y asistencial, transporte aéreo y fluvial y entrega de combustibles, temas todos que deberían ser asumidos por Petroperú S.A. con igual efectividad que la actividad privada en caso incursione en estas operaciones.

Debo señalar adicionalmente mi duda con relación al costo de 15 US$/Bl señalado por el Presidente de Petroperú, en vista de las cuantiosas inversiones que van aparejadas con la producción y que afectan su costo.


Y eso porque, por ejemplo, en el caso de la mayor productora de crudo en el país, Pluspetrol Norte (49.3% de la producción de octubre 2011), la empresa implementó en octubre 2009 un sistema de reinyección del agua de producción al subsuelo de los lotes 8 y 1AB en la Selva Norte invirtiendo alrededor de 500 millones de US$ en este proceso. Esta inversión, por supuesto que alcanzó el objetivo de “Cero Vertimientos” en todas sus operaciones[4]; sin embargo tengamos en cuenta que 500 MMUS$ de inversión para una producción anual de alrededor de 10 millones de barriles y estando en vísperas de la culminación del contrato significa una enorme pérdida si no se recuperan aproximadamente 12 US$/Bl en tres años.






[1] El balón de GLP a S/. 12, y con 3 millones de usuarios de gas - Manuel Dammert “El precio del balón de GLP debe ser S/ 12 y no de S/. 30 o S/. 40, el gas más caro de la región suramericana” http://www.bajolalupa.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1215:el-balon-de-glp-a-s-12-y-con-3-millones-de-usuarios-de-gas&catid=215:manuel-dammert&Itemid=162
[2] http://defensadepetroperu.blogspot.com/p/costos-y-precios-glp.html

[3] http://www.larepublica.pe/05-12-2011/produccion-de-petroleo-aumentara-la-rentabilidad-de-petroperu

[4] http://www.andina.com.pe/Espanol/Noticia.aspx?id=iFlBbEQWNK0=
Publicar un comentario