jueves, 9 de diciembre de 2010

Percepción del Precio del GLP en el Consumidor Peruano

Una percepción repetitiva en el consumidor peruano, en los medios de prensa y en algunos políticos es el de manifestar un alto nivel de insatisfacción por los “elevados precios” del GLP. A partir de esta percepción se señala que en el Perú tenemos los precios más altos de Latinoamérica y se hacen comparaciones no siempre técnicas con economías de precios subsidiados. Esta percepción, adicionalmente, se centra en el horizonte cercano y omite un lapso mayor.

Hay una ostensible subestimación de la variación de los precios internacionales a los que la industria peruana no puede estar ajena; y esto se debe, en mi concepto al manejo comunicativo dado frecuentemente por nuestras autoridades que a lo largo de los últimos años han insistido en que estábamos bloqueados ante los efectos del incremento de precios internacionales, a la promoción de ineficaces mecanismos de amenguamiento de las alzas, a la no aceptación de la libre competencia y la interacción de las fuerzas de oferta y demanda, así como al elevado nivel de dolarización de nuestra economía.

La modalidad de comercialización del GLP envasado de mayor aceptación en el Perú es la de cilindros de 10 Kgs. Netos (comúnmente llamados balones). El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), publica mensualmente en los primeros meses del mes siguiente, el precio promedio al consumidor puesto en domicilio en el área de Lima Metropolitana en Nuevos Soles (moneda oficial peruana). Por su parte el Banco Central de Reserva del Perú publica igualmente el tipo de cambio promedio compra/venta del Dólar Americano Interbancario. Ambos factores otorgan un elevado nivel de transparencia (oportunidad, continuidad y verificación posible), de los precios de transacción en el mercado, no usual en los países latinoamericanos a excepción de Chile.

Como puede observarse en el gráfico adjunto, el promedio del precio de venta de un balón de 10 Kgs. de GLP en Lima alcanzó en noviembre 2010 un valor de 12.55 US$, monto superior en 11.2% al registrado en el mismo mes del año 2009. Igualmente se trata quizá del precio más alto (medido en su equivalente en US$), de la historia de la comercialización del GLP en el Perú. Esta presentación en Dólares equivalentes en una economía altamente dolarizada es a no dudarlo un elemento determinante en la percepción del consumidor, a pesar que éste no tiene mayormente ingresos en moneda extranjera.

Cabe señalar que en el Perú se mantiene aún una aceptación casi universal del Dólar Norteamericano en todas las transacciones, consecuencia de gestiones anteriores que envilecieron la moneda nacional. Es así como, por ejemplo, el principal productor peruano, Pluspetrol, comercializa el GLP en Dólares.

Sin embargo, el nivel de dolarización de la liquidez del sistema financiero peruano ha ido bajando en los últimos años, desde un 60% en enero 2001 hasta un 26% actual y en lo que se refiere a los depósitos de los peruanos en el sistema financiero, los hechos en moneda extranjera apenas llegan actualmente al 10%, reflejo de mejores tiempos y de mayor confianza en el manejo económico.

Sin embargo, un indicador más claro de la evolución del precio del GLP viene dada por su medición en términos de precios reales (Nuevos Soles descontada la inflación). Visto así, el precio del GLP desde el año 2004 se presenta más bien con tendencia a la baja hasta mediados del año 2008. Esta medición, más aproximada a la realidad es la que deja de ser percibida por el consumidor común y es sin embargo la que debería ser más difundida pues mide el valor real del GLP. Vale destacar que, independientemente de la coyuntura alcista de los dos últimos años, los valores reales actuales son muy similares a los de hace 10 años.






Publicar un comentario