martes, 24 de abril de 2012

Producción de crudo peruano: ¿El piso es el límite?


Mientras la opinión pública peruana se encuentra concentrada en el tratamiento de las reservas de gas y líquidos de Camisea, la producción de petróleo crudo en el Perú continúa en caída libre sin que tomemos en serio la gravedad del problema.

El año 2011 la producción cayó 4.3% bajo el promedio del año 2010 y en los últimos 10 años caemos anualmente en promedio un 2.9% habiendo acumulado ya una menor producción de 25.3%. Agreguémosle a este triste panorama, como una señal más del agravamiento continuo, que Perupetro S.A. informó el 18-04-2012 que la producción acumulada de petróleo en el primer trimestre 2012 fue menor en 5.15% que la producción acumulada de similar período de 2011.

¡Y no pasa nada!

La producción de petróleo crudo apenas alcanzó los 69.6 MB/DC[1] el 2011, mientras que la capacidad instalada de nuestras refinerías es de 203.0 MB/DC (diciembre 2011); es decir que sólo un poco más de un tercio (34.3%) de las necesidades refineras nacionales podrían ser cubiertas volumétricamente con nuestra propia producción. Esto se complica aún más por cuanto 16.3 MB/DC producidos el año 2011 fueron exportados por los operadores locales al no tener comprador nacional (¿?), reduciéndose así la oferta disponible a 53.3 MB/DC, equivalentes a sólo el 26.3% de la capacidad instalada. Es por este motivo que durante el año 2011 el Perú ha importado 94.1 MB/DC de petróleo crudo, desembolsando la astronómica cifra de 3.7 miles de millones de USD.

Una de las principales razones esgrimidas en el debate diario para la baja de la producción petrolera tiene su sustento en el cercano vencimiento de los principales contratos suscritos por el Estado peruano representado por Pluspetrol S.A.; Ante la cercanía del vencimiento de algunos de ellos no resultaría lógico efectuar inversiones importantes cuya maduración tomaría más de 4 ó 5 años en medio de un panorama como siempre incierto de la evolución de precios internacionales del crudo, pero sobretodo de la política de Estado a aplicar.

Este podría ser el caso de la concesión en Licencia del lote 1AB conducida por Pluspetrol Norte S.A., efectuada por 30 años y que es la primera en vencer en el presente gobierno, debiendo retornar a Perupetro S.A. el 29-08-2015 (dentro de 1,225 días). Aquí se concentra el 15.6% de las hectáreas en fase de explotación petrolera del país. Se producen en este Lote 17.6 MB/DC, un importante 25.4% de la producción total peruana (año 2011). ¿Qué se ha previsto para no parar la inversión?

Y es que la llamada “Hoja de Ruta” no toca para nada este aspecto y en el Plan de Gobierno 2006 – 2011 se señaló que la política a aplicar sería “Contar con un nuevo régimen de contratación en la explotación y exploración de los hidrocarburos, por el cual el Estado, a través de la empresa Petroperú, contrata los servicios asociados de empresas privadas, las que reciben una retribución por los servicios prestados, lo que permite recuperar para la nación la propiedad del recurso sin necesidad de estatizar las empresas, al establecer acuerdos transparentes con la inversión privada asociada”. Mezclar responsabilidades de Perupetro S.A. (que debe negociar los contratos), con funciones que se asignarían a Petroperú no resulta nada claro para los inversionistas llamados a incrementar nuestras reservas y producción. No habría un interlocutor válido para negociar. ¿Cuál sería ese nuevo régimen de contratación? ¿Un neo modelo peruano? ¿Sólo contratos de servicio? ¿Y los contratos de licencia, desaparecen? ¿Petroperú S.A. sería juez y parte negociando lotes y regalías y adquiriendo el crudo? ¿En qué condiciones? ¿A costo de producción?

Si el anterior es el panorama de la producción petrolera, no menos grave es el estado de nuestras reservas de crudo. Si consideramos sólo las reservas probadas de petróleo crudo (582.0 millones de barriles) tendríamos para menos de 8 años de operación de las refinerías peruanas.

En el lapso 2001-2010 el Perú ha perdido el 43.0% de sus reservas totales de petróleo crudo, principalmente por la merma de 64.3% en sus reservas posibles. Esta enorme caída se viene agravando desde el año 2009 sin que se tenga a la vista algún programa técnico realista de incremento de las mismas.

Recordemos que la misión de la empresa pública Perupetro S.A. hasta ahora es “promover y supervisar las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en el país”. Entonces es ahí donde deberíamos encontrar explicaciones y propuestas que vayan más allá de la declaración política. La responsabilidad es enorme.






[1] MB/DC= Miles de barriles por día calendario
Publicar un comentario