lunes, 12 de septiembre de 2011

Crece comercialización de GLP en gasocentros peruanos



Uno de los grandes aspectos positivos de contar con GLP (Propano/Butano) de producción nacional en forma excedentaria ha sido, que duda cabe, la posibilidad de promover su utilización en motores gasolineros con las ventajas de un alto octanaje disponible superior a 100, una eficiente combustión libre de ruido, sin emisiones significativas y de bajo costo para los automovilistas.


Sin embargo lograr que este combustible esté al alcance de todas las regiones del país de manera planificada no ha sido parte de una política oficial de energía que enfrente de manera racional la tarea de ejecutar investigaciones técnicas de campo, encontrar ventajas y desventajas sectoriales y regionales de usar Propano/Butano o Metano, complicándose más en un país como el nuestro que exporta casi 2 millones de galones diarios de gasolinas (1.8 en julio 2011). Un país que además cuenta con una Política Energética Nacional 2010-2040 de muy reciente aprobación (D.S. N°064-2010-EM), pero que insiste con ver unilateralmente la posibilidad del desarrollo de la cultura de gas (Objetivo N°7 – Desarrollo de la industria del gas natural), olvidando en la práctica al Propano/Butano.


Así en el Perú hablamos tanto de la diversificación de la matriz energética, como de masificación del gas natural (metano), o de inclusión social como quien ejecuta una peruanísima paporreta.


Y esto se da en medio de un escenario de menosprecio de las enormes potencialidades que ofrece el Propano/Butano para cubrir, en las localidades en que no se cuenta con Metano y de inmediato, las necesidades de un combustible limpio, versátil, económico y listo de inmediato, sin necesidad de gasoductos, para instalarse en un punto de venta de cualquier lugar del país con baja inversión. Y también competir con ventaja frente al Metano en zonas donde este se presenta en la modalidad de comprimido para uso automotor. Y ojo que competencia no es como equivocadamente se sigue pensando sólo el efecto precio, como si el conductor no tuviera comportamiento racional explicado por una serie de factores fácticos y emocionales al momento de su decisión de compra como el valor de reventa de su vehículo y los intereses pagados por el financiamiento de sus unidades.


Mención aparte de no señalarle al usuario del Metano que el precio que paga actualmente para su vehículo de 0.80 US$/MMBTU en boca de pozo es promocional (sólo por seis años que se vencen en agosto 2012), de acuerdo con la baja desde 2.21 US$ dada por Pluspetrol de manera voluntaria en setiembre 2006.


A pesar de ello la aplicación vehicular del Propano/Butano en el Perú mantiene niveles de crecimiento promedio anual de 26.2% en las ventas de los últimos 5 años. Sólo basta mencionar que durante el período enero/julio 2011 se ha registrado un aumento [1] impactante en sus volúmenes de ventas equivalente a un 16.6% a nivel nacional, 14.3% en Lima y 19.3% en provincias, comparados con período similar del año 2010. Hoy se comercializan diariamente en el Perú 343.3 miles de galones con un precio medio de 5.85 Nuevos Soles por Galón en gasocentros.





[1] Fuente: Osinergmin

Publicar un comentario