lunes, 11 de julio de 2011

¿Siguen soñando con la quimera del GLP a doce soles?

Cuando pensábamos que ya para nadie con dos dedos de frente era creíble la oferta electoral del hoy Presidente electo Cmdte. Ollanta Humala de hacer que en su gobierno se venda el balón de 10 Kgs de GLP a doce Soles; al punto que había sugerido ya no le pregunten a los técnicos del nuevo Gobierno sobre el particular para que no nos sigan enredando en busca de una inexistente explicación; encontramos con estoica argumentación en algunos medios que se siga tocando el tema. Peor aún que, tocado el tema surjan nuevos dueños de la fórmula secreta para lograr esta baja y que los medios los acojan sin pedirles la más mínima rigurosidad técnica.
Así, un importante diario local reproduce declaraciones de un especialista en temas energéticos (que conste que no le pongo comillas) (1) que muy suelto de huesos nos dice que el precio del GLP “podría descender hasta S/. 18” y que para que eso suceda deberían “modificarse los contratos irregulares” volviéndolos a sus condiciones iniciales. Agrega el diario que “lo que ocurre es que en el contrato del Lote 56 se permite una reducción respecto de los precios internacionales de referencia de US$ 6,4 por barril de líquidos (costo almacenamiento y transporte) cuando este no debe ser superior a los US$ 2,88 por barril. Esto, según el informe de la Contraloría, implica que el Estado perdió US$ 47 millones en los últimos tres años”.
Bueno, esta aseveración no tiene nada que ver con el precio al que se vende el GLP en el mercado interno. Se trata de la valorización de los hidrocarburos líquidos del gas natural fiscalizados para efectos del pago de regalías que se efectúa efectivamente sobre precios internacionales Mont Belvieu menos “costo de transporte y almacenamiento” que el mismo Contrato, en su Clausula 8.2.1, señala incluyen transporte, almacenamiento, manipuleo, despacho y embarque. Y esto fue así desde el contrato original hasta ahora. Sucede que no se podría tributar sobre precios internacionales FOB Mont Belvieu (Texas) en Echarate (Cusco) y que de alguna manera negociada tendrían que haberse hecho semejantes o casi semejantes.
Al respecto, el especialista en temas energéticos, sostuvo que –de modificarse los contratos– el precio del GLP podría descender “sustancialmente”. “Hay grandes intereses detrás para que los contratos no se modifiquen. Pero si se retornan estos contratos a su estado original el gas sí podría bajar sustancialmente, quizá no a S/. 12 soles pero sí a S/. 18, la mitad del precio actual”, dijo.
El especialista en temas energéticos sostuvo que el futuro de la renegociación de los contratos de Camisea merece un pronunciamiento “claro” del presidente electo Ollanta Humala, el próximo 28 de julio. Ojalá el Presidente no se guié de apreciaciones no reales y menos aún que se le conmine a una claridad que sus asesores no proporcionan

(1) http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/20110709/14/node/366042/todos/14

Publicar un comentario