lunes, 24 de diciembre de 2012

Gastronomía, Navidad y GLP


Los peruanos somos seres gastronómicos. Nos enorgullecemos de hacer conocer a nuestros amigos extranjeros las delicias de la cocina peruana y, entre nosotros, siempre andamos a la búsqueda de un nuevo huarique[i] para probar la sazón de un buen tacu tacu, una causa rellena, u otras “delicatessen” que en nuestra tierra son populares. No hay viaje o visita turística que no incluya entre sus atractivos gozar de nuestra alimentación típica en costa, sierra o selva o en el norte, centro y sur, con una vasta diversidad casi, casi hasta la alucinación.
Progresivamente nuestro turismo toma más auge. Emplea al 11% de la población económicamente activa con 484 mil empleos directos y 340 mil indirectos.
Se espera que en el período 2012 – 2022 la contribución directa del sector turismo al PBI crecerá a un ritmo sostenido de 5% anual constituyéndose en el segundo mayor aporte a nivel de la región, después de Brasil (5.1%). Mucho de este crecimiento se debe al boom gastronómico. La Cámara de Comercio de Lima estima que el aporte total del sector turismo al PBI llegará al 9% este año.

Al Perú no le faltan reconocimientos internacionales, como el recientemente ganado “Mejor Destino Gastronómico del Mundo” (World's Leading Culinary Destination 2012), otorgado por World Travel Awards, sobre otros nominados como Australia, China, Francia, Italia, Japón, Malasia, México, España, Tailandia y EEUU. Esta distinción no nos es extraña; Ya el 2006, durante el evento anual de Madrid Fusión (cumbre mundial de la gastronomía), Lima fue declarada como la Capital Gastronómica de Latinoamérica.

Ahora; ¿Se imaginan una gastronomía peruana sin GLP?

Considero que gastronomía y GLP forman un dúo inseparable en nuestro país. Los hogares peruanos consumirán este año 2012 un total de casi 90 millones de balones de GLP de 10 Kgs, con un crecimiento estimado de 7% para el 2013. No existe otro combustible más versátil para su utilización desde el restaurant 5 tenedores hasta el más humilde puesto ambulante de emolientes o picarones. Su ausencia sería fatal, claro que sí.

¿Será por eso que el Presidente Humala ofreció que en su gobierno se vendería el balón de 10 Kgs de GLP a 12 nuevos Soles? ¿Será por eso que la empresa estatal Petroperú S.A. implementó la promoción de ventas de balones en las estaciones de servicio para “acabar con los intermediarios” y vender a 29 Nuevos Soles el balón?

Pues bien, a escasa horas de la Noche Buena, cuando muchísimos peruanos utilizarán sus cocinas a GLP para participar de una cena familiar especial, muchos de ellos se verán tentados de acudir a una estación de servicios en búsqueda de su balón y ahorrarse algunos Nuevos Soles; la sorpresa será que el precio medio en estos 96 puntos de venta de Lima es de 32.89, con un precio más repetido (Moda) de 36.90. El precio mínimo de 28.00 sólo lo encontrará en una estación de servicio de Zapallal en el distrito de Puente de Piedra, lejos del centro de Lima.

 




[i] De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española el huarique es una expresión coloquial peruana a la que define como “escondrijo”.De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española el huarique es una expresión coloquial peruana a la que define como “escondrijo”.

Publicar un comentario