domingo, 19 de octubre de 2008

¿Por qué subió el Gas? ... Y otros problemas

El mercado notificó que las envasadoras habían empezado a subir los precios del balón de 10 Kgs. de GLP, en montos que promediaban 1 Nuevo Sol. De inmediato el mismo mercado le da la opción de manifestarse a consumidores preocupados por el alza del precio cuando, según afirman, el precio del crudo está bajando, periodistas que acogen esta inquietud que siempre es noticia, congresistas que reclaman la intervención de las autoridades y que seguramente citarán a sus comisiones a los principales agentes del mercado, Ministerio de Energía Y Minas que contesta otra cosa y no va al núcleo del problema, el productor mayoritario que dice que no bajará sus precios a pesar que ahora tenemos excedentes para exportación, y otras participaciones de expertos y consultores han sido parte del comentario nacional en los últimos días y como siempre “aquí no pasa nada”. La explicación más sencilla del problema es que las envasadoras de GLP que compran este valioso producto a Pluspetrol son obligadas a pagar sus facturas en moneda extranjera (Dólares), mientras que el 100% de sus ventas son efectuadas en el mercado interno en Nuevos Soles. Eso significa que, en adición al movimiento semanal de precios internacionales del GLP y a la variación igualmente semanal del subsidio (Factor de Compensación aún lo llaman oficialmente), las envasadoras están afectas a la fluctuación diaria de nuestra moneda. Por el contrario las empresas que compran a Petroperú gozan de cuotas para adquirir GLP a un precio congelado en Nuevos Soles desde el 02-07-05 y que por lo demás es mucho menor que el que cobra Pluspetrol.

Aquí cualquier lector podría decirme ¿por qué entonces no le compran todas las envasadoras a Petroperú? Lamentablemente la empresa estatal sólo puede atender el 20% de la demanda nacional y además el íntegro de su producción tiene dueño, merced a contratos que ya anteriormente hemos comentado, son defendidos a muerte por los beneficiados por cuanto llegan a ser una preciada ventaja. ¿La solución? Sencilla; seguir las reglas del mercado y vender su producción a quienes le den una mejor oferta en libre competencia y se acabaron las cuotas.

Otra falla de mercado adicional y a la que Petroperú ha manifestado su incompetencia para resolverla es que para cumplir con las cuotas de sus afortunados clientes transporta GLP desde Talara en buque/tanque al Callao y paga además almacenamiento y despacho en el Terminal (que fuera privatizado), mientras que las envasadoras que no gozan de sus cuota deben transportar GLP por camión/tanque desde Pisco hasta el norte del país para atender a sus clientes. ¿No hay solución? Claro que sí; la permuta, el swap, la facturación a precio cero o cualquier otro nombre que pudiera ponerse a la operación que permitiría eliminar el transporte por buque/tanque y minimizar el transporte terrestre.

Como están las cosas, transportando Petroperú en buque al Callao (gastando en fletes, más gastos de almacenamiento y despacho por cerca de dos millones de dólares al año), y llevando las envasadoras por tierra desde Pisco hasta el norte se crean deseconomías que final y lamentablemente deben ser pagadas por el consumidor. Si se aplicara la lógica económica, los clientes de Petroperú en Lima no tendrían que estar sujetos a cuotas que impiden su crecimiento y podrían ser atendidos por cualquier otro productor/importador/envasador y el norte mejoraría su abastecimiento pues Petroperú dedicaría su producción principalmente a promover el consumo en dicha zona, reduciendo además costos de transporte tanto en el norte como en Lima. Se señala que esto no puede hacerse por problemas tributarios que realmente no son ninguna justificación sino más bien una excusa pues al parecer prima más bien el errado criterio comercial que no desean esta permuta porque perderían “sus” clientes”. Es decir que primero son sus intereses que los del mercado y del país en su conjunto. O finalmente la política del “perro del hortelano”. Peor aún ahora que Procesadora de Gas Pariñas ha dejado de abastecer en el norte.

Volviendo al tema del precio del GLP, la situación se había vuelto especialmente crítica el 09-10-08 cuando el tipo de cambio promedió 3.160 Nuevos Soles/USD. Dicho día el precio de lista Pluspetrol era de 24.01 vs los congelados 21.14 Nuevos Soles por carga de 10 Kgs con que vende Petroperú. Es decir, Pluspetrol vendía 13.6% más caro que Petroperú en el Callao. En un mercado competitivo como es el del GLP, la diferencia de alrededor de 1.50 nuevos Soles más caro que mantenía el producto de Camisea se incrementó a 2.87, es decir 13.6% más caro que el de Petroperú subiendo 1.50 Nuevos Soles apenas en dos semanas y con una tendencia alcista del tipo de cambio.

Lo lógico hubiera sido que esta vez Pluspetrol hubiera reducido su precio en USD para que la situación no se siguiera deteriorando pero no lo hizo. Resulta que en abril la cotización del dólar bajó hasta 2.693 venta (04-04-08), y lo que hizo fue incrementar el precio en dólares recibiendo la justificación del Gobierno que dijo:

“El precio del balón de gas no tiene por qué subir. Lo que ha hecho Pluspetrol es un reajuste ante la caída del tipo de cambio, pues lo vende en dólares y recibía menos soles. Solo se ha unificado el precio del dólar para recuperar el tipo de cambio y eso no significa alza en el precio final”, enfatizó Valdivia" [1]
Esta vez, en la situación inversa, con una devaluación de 17.3% respecto al precio valle de abril, todos esperábamos una actitud más consecuente del Gobierno y apoyar una baja del precio en dólares y no eludir el problema como en efecto se ha hecho.


[1] “Sólido Norte” http://solidonorte.com/2008/05/04/precio-del-gas-domestico-no-debe-subir/ consultado el 17-10-08
Publicar un comentario