domingo, 23 de marzo de 2008

¿Exclusividad para el GNV en el Zanjón?

Finalmente la Municipalidad de Lima, el 13-03-08 canceló la licitación para la concesión de buses troncales del futuro Corredor Metropolitano que unirá Chorrillos y Comas (familiarmente conocido como el “zanjón”). Indica que esta anulación obedece una serie de faltas presentadas por los postores precalificados por Protransporte.

Como señalamos en nuestro post “El Bono al Chatarreo o el Desguace del GNV” del 09-03-08, un aspecto que había llamado la atención seriamente en este proceso era que la Municipalidad de Lima:
  1. Había aprobado su Ordenanza Nº 873 (Reglamento de Operación del COSAC[1] a cargo del Instituto Metropolitano de Protransporte de Lima), publicada el 08-12-05 y que señalaba en su Art. 32º “…la Municipalidad Metropolitana de Lima ha establecido como condición básica el uso del Gas Natural en los Buses del Sistema COSAC y/u otros combustibles que reduzcan la emisión de contaminantes”.
  2. Igualmente había ratificado esta decisión con su Ordenanza Nº 954 (Lineamientos de política municipal de transporte público urbano para el área de Lima Metropolitana), del 22-06-06, donde establecía que “la utilización del Gas Natural Vehicular y otros combustibles alternativos limpios o menos contaminantes tienen carácter de obligatorio para el desarrollo e implementación del Sistema Metropolitano de Transporte (SMT) (Art. 2º g)
  3. Inesperadamente y contra todo criterio técnico y de libre competencia había aprobado las “Bases para la Licitación Pública para otorgar en concesión la operación del servicio de transporte de pasajeros mediante buses troncales en el COSAC” en julio del 2006 (sólo días después) en la que señaló sin mayor estudio técnico que “Queda establecido que el Gas Natural Vehicular (GNV) es el único combustible permitido para la operación de buses”.

Se ha señalado en este debate como ejemplo de implementación del GNV para buses, el funcionamiento de los mismos en Colombia, que es a lo que hoy nos referiremos brevemente, basados en información de ECOPETROL, la empresa pública petrolera de Colombia, que presentó en Medellín el 30-04-07 su conferencia “Combustibles para los sistemas de transporte masivo. Aspectos económicos y ambientales”, la misma que puede ser consultada en la Internet fácilmente: [2]

  1. En esta presentación se señala que el sistema metropolitano de transporte requiere en lo referente al GNV un contrato de suministro de gas en boca de pozo, a largo plazo, con precios estables y garantía de suministro, así como una fórmula de ajuste basada en indicadores de baja volatilidad, conocidos y de fácil consulta, una gestión ante compañías del sector para presentar oferta competitiva de gas en las estaciones de servicio, de acuerdo a requerimientos del sistema y el cumplimiento de la normatividad sobre combustibles limpios. Nada de esto, como sabemos se da en nuestro país.
  2. Debe tenerse en cuenta igualmente que existe el compromiso de Ecopetrol para que suministre Petróleo Diesel de 50 ppm antes del 2010 únicamente a Bogotá, mediante mezclas con producto importado y a otras zonas del país antes del 2010 con producto importado.
  3. En lo referente a las conclusiones sobre la evaluación de los buses a GNV señala ECOPETROL que el desempeño mecánico de los buses a GNV evaluados es satisfactorio y comparable a la operación de buses a diesel similares. Agrega que los buses evaluados cumplen con las exigencias de desempeño de los Sistemas de transporte metropolitano público de pasajeros, que el costo por combustible de buses a GNV es inferior al costo por diesel y que el costo por mantenimiento de buses a GNV es superior al costo por diesel: entre el 7% y 13%. Igualmente que el ahorro en los costos de operación de buses a GNV es superior a la diferencia de precio de los mismos con relación de los buses a diesel, generando VPN positivo y que para el transporte público de pasajeros, la operación con GNV representa un menor riesgo económico por la estabilidad y comportamiento predecible del precio del gas natural frente a la incertidumbre de los precios del diesel. Esto que a simple vista puede aceptarse no tiene en nuestro país la misma garantía en lo referente a la falta de una política de largo plazo sobre el comportamiento del subsidio al Diesel.
  4. La Ley 1083, promulgada el año 2006, señala en su Art. 5º que a partir del 1 de enero del año 2010, toda habilitación que se otorgue a las empresas para la prestación del servicio público de transporte de pasajeros en Colombia, con radio de acción metropolitana, distrital o municipal, se hará bajo el entendido que la totalidad de vehículos vinculados a las mismas funcionará con combustibles limpios, criterio similar al adoptado por la Municipalidad de Lima en sus Ordenanzas antes comentadas.
  5. La Resolución Nº 18 0158 del año 2007 señala claramente en su Art. 3º que se consideran combustibles limpios en Colombia, para efectos de lo previsto en la Ley 1083, los siguientes:[3]
    a) Hidrógeno
    b) Alcohol Carburante o etanol anhidro desnaturalizado
    c) Gas natural
    d) Gas Licuado de Petróleo - GLP
    e) Biocombustible para uso en motores diesel (Biodiesel)
    f) Diesel hasta de 50 pm. de azufre
    g) Gasolina reformulada

Como vemos, no existe en la legislación colombiana una exclusividad para el uso del GNV en flotas de buses, dejando a los diferentes combustibles limpios alternativos, la posibilidad de competir entre ellos. Esta competencia, según mi entender, debe tener como prioridad aquel sistema de transporte que utilizando combustibles limpios represente el menor precio de pasaje por Kilómetro para el pasajero, aspecto que, al señalarse la exclusividad del uso del GNV en nuestro país, no ha sido necesariamente contemplado.

Un punto adicional no mencionado en la publicidad a favor del GNV para buses es que en Colombia el trabajador recibe un subsidio por transporte de 55,000 pesos, equivalentes a 1 USD diario. Este subsidio no existe en nuestro país y los usuarios del transporte público masivo necesariamente tendrían que asumir el sobre costo resultante.

Finalmente cito al Ing. Luis Bravo Villarán quien en su comentario técnico a favor del biodiesel ¿Gas natural o biodiesel? mito y realidad (13-03-07)[4] concluye:

“En resumen: el autobús a GNV, costará bastante más que el bus a biodiesel; … , el autobús a GNV no está suficientemente difundido en el mundo y la producción, venta e ingreso al servicio público de autobuses a biodiesel es inmensamente superior en los últimos 5 años (en Europa prefieren largamente el bus a biodiesel); la capacidad técnica instalada en el Perú, es muy superior para el servicio de mantenimiento en la tecnología a biodiesel que a GNV, que es diminuta; el GNV tiene 130 octanos y por tanto se exige más el motor, el que -según algunos expertos- requerirá ser cambiado en proporción de por lo menos 2 veces por 1 en el mismo periodo con respecto al bus a biodiesel. El GNV emite más del doble de CO2 que el biodiesel… el biodiesel es un desarrollo prioritario a nivel nacional y en corto plazo estará disponible en el mercado a precios más competitivos y estables (no sujetos al precio del barril de petróleo”.

Insisto, por mi parte, que el Perú tiene la enorme ventaja de contar con Gas Natural y con GLP en cantidades que exceden la demanda interna. Ambos son amigables con el medio ambiente; son combustibles limpios.

Crear una conciencia (cultura), del Gas que priorice la utilización de ambos en cada uno de los nichos de mercado que técnica y económicamente le correspondan, es una materia de urgente incorporación en la política energética peruana.

Planificar para el futuro es incorporar todas las plazas, no sólo la de Lima y las facilidades de distribución de uno y otro gas deben incorporarse necesariamente en la política, no apostando exclusivamente a ojo cerrado, sin mayor debate, la preferencia por uno u otro. Eso incluye el replanteo de las exigencias de la Municipalidad de Lima por un combustible exclusivo y de proveedor monopólico.

[1] Corredores Segregados de Alta Capacidad (COSAC)
[2] http://poseidon.unalmed.edu.co/~eae/Foro-debate_Energia_Ambiente/archivos/memorias/4ECOPETROL-ForoDebate%2030-04-07.pdf
[3] Reconoce que la energía eléctrica es una forma de energía limpia que puede ser utilizada para la movilización de vehículos.
[4] http://www.voltairenet.org/article146340.html consultado el 05-03-08

Publicar un comentario