viernes, 9 de enero de 2015

Una cereza para el Fondo de Estabilización de Precios de los Hidrocarburos

La cereza que decora la torta de los Decretos de Urgencia que regulan los precios de los hidrocarburos en nuestro país, es que en el último de éstos, aprobado el 07-01-2015 por el Sr. Presidente de la República, se señala literalmente en su Art. 1°, entre otras perlas:

“- la actualización de la Banda de Precios Objetivo del GLP envasado será equivalente a quince por ciento (15%) de variación en el precio final al consumidor de este producto". Esto se repite para los casos del Diesel BX para uso vehicular, para el de generación eléctrica en sistemas aislados y para el petróleo residual 6 para las mismas actividades de generación, que aún se mantienen como precios sujetos al Fondo de Estabilización.

Por su parte el Ministerio de Energía y Minas publicó su Nota de Prensa N°697-15 del 08-01-2015 en la que, en el mismo sentido aplauden su propuesta llevada a Ley (Decreto de Urgencia) señalando que “Con los actuales precios de lista y el ajuste del 15% al precio final de consumidor, indicó el funcionario, se estima que el balón de GLP envasado de 10 kg tendrá una reducción adicional en por lo menos 5 soles; lo que beneficiará directamente a los hogares peruanos”. Y no se dice nada que aportamos casi 4 Nuevos Soles por balón de 10 Kgs al Fondo como sobrecosto.

Estos son errores que deberían corregirse de inmediato,  pues las reducciones de precios que de alguna manera maneja el Gobierno, se dan a nivel de productor y no se pueden ordenar con fuerza de Ley que se apliquen en el consumidor final. Nadie en su sano juicio podría garantizarme como consumidor final domiciliario del balón de GLP que cuando lo compre me costará 15% menos (casi 6 Nuevos Soles de menos). ¿Cómo harán nuestros funcionarios estatales para lograr esta disminución, repito, en el precio final al consumidor?

 Y si no baja ¿se iniciará una nueva cacería de brujas en los puntos de venta simplemente porque nuestro Presidente dijo en su Decreto de Urgencia que los precios bajarían? Además ¿Por qué señalar que se trata de una variación y no de una baja de precios?

Ojo que esto puede complicar aún más el escenario político innecesariamente. Mi recomendación más sincera al Sr. Ministro de Energía y Minas es que no se siga con estos Decretos de Urgencia que intervienen en un mercado de combustibles cuyos precios se deben regir por la oferta y la demanda como establece nuestra legislación.

Y una pregunta más: ¿Una urgencia que se maneja tan torpemente, puede durar ya más de 10 años?





09/01/2015
Publicar un comentario