domingo, 15 de diciembre de 2013

Señora ¿Cuándo baja el gas?


La Sra. Nadine Heredia, esposa de nuestro Presidente Constitucional de la República, manifestó en el Parque Zonal Sinchi Roca - Comas, durante el 2do Concurso Interdistrital de Comedores Populares “Manos a la Olla” lo siguiente:
“Mucha gente me dice cuando viajo: Señora ¿Cuándo baja el gas? – El gas ya está bajando, sobre todo en los sectores más pobres y en los sectores que ya están reclamando día a día la conexión a gas a domicilio y eso es lo que tienen que saber y exigir: ¡Queremos conexión a domicilio! [1]
No soy de los que piensan que la Sra. Nadine debería dejar de opinar en asuntos tan delicados como el del precio del gas para el sector domiciliario. Ella, al igual que todos los peruanos, está amparada por la Constitución de 1993, Art. 2°, que señala el derecho de toda persona a las libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento mediante la palabra oral o escrita o la imagen, por cualquier medio de comunicación social, sin previa autorización ni censura ni impedimento algunos. Como sabemos, no hay delito de opinión.
En lo que si estoy en desacuerdo que quienes dan declaraciones públicas no estén adecuadamente informados y, en consecuencia falten a la verdad sin mayor responsabilidad ante los consumidores. Y eso es lo que sucede en el presente caso.
1.         Se reconoce que es un reclamo popular el saber cuándo bajará el precio del gas, pues se trata de una oferta de la campaña del hoy Presidente Humala que el Gas Licuado de Petróleo (GLP) costaría en su gobierno 12 Nuevos Soles por balón de 10 Kilogramos. La realidad es que hoy en Lima se comercializa entre 29.00 y 42.00 Nuevos Soles, cifras aún muy lejanas al ofrecimiento presidencial.
2.         El GLP, sin duda, es un producto popular. Baste con señalar que, al asumir el gobierno el Presidente Humala en julio 2011 se comercializaban en el Perú 2,912 TM diarias, mientras que en julio 2013 se alcanzaron las 4,170 TM diarias; un 43.2% de incremento en sólo dos años. Mientras esto siga así, el reclamo popular seguirá dándose.
3.         Señala la Sra. Nadine Heredia que los reclamos de ¿cuándo baja el gas? se le hacen llegar cuando viaja por el país. Por supuesto que en el resto del país, fuera de Lima, el reclamo es por el precio del GLP pues no tienen gas natural (GN) en sus localidades y mal podrían reclamar por la baja del precio de un combustible que no tienen y que probablemente no tendrán nunca, como van las cosas.
4.         La respuesta que “el gas está bajando” no es correcta y se hace muy mal en salir al paso con esta declaración ajena a la realidad en el caso del GLP. Y eso que el gobierno viene subsidiando con 3.07 Nuevos Soles por balón de 10 Kgs incluido IGV el consumo doméstico (del 10 al 16-12-2013).
5.         La desinformación es mayúscula cuando la Sra. Nadine indica que la baja de precios se está dando principalmente “en los sectores que ya están reclamando la conexión a gas a domicilio”, pues aquí se refiere no al GLP sino al GN y aquí la baja de precios tampoco existe, sino todo lo contrario, como paso a comentar.
6.         El precio neto del gas en boca de pozo para uso domiciliario se ha incrementado durante el presente gobierno en 186% en USD al haber desaparecido el descuento promocional de 67% aplicado por Pluspetrol para los primeros 100,000 hogares conectados, meta lograda en noviembre 2012. No hubo aquí ninguna gestión exitosa para incrementar la meta, ni se ideó subsidio alguno que la reemplace; simplemente se acabó la promoción; y eso no significa pues bajar el precio ni que se esté apoyando la masificación del GN.

7.         La tarifa de transporte por red principal igualmente se ha incrementado durante el presente gobierno en 6.2% en USD. Aquí no se aplicó ni se aplica ningún descuento promocional. La tarifa es la misma ya sea que se trate de un cliente domiciliario de hasta 300 SM3/Mes o de un consumidor de más de 900,000 SM3/Mes o generador eléctrico; cosa de quienes negociaron las tarifas.

8.         La tarifa de distribución (ingreso de Cálidda), tanto en su cargo fijo como variable, refleja una disminución de 2.0% en USD durante el presente gobierno. Lo malo de este componente del precio es que el consumidor domiciliario paga una tarifa unitaria casi 10 veces la que paga un gran consumidor de más de 900,000 SM3/mes. Este pago representa el 53% del costo total del GN para un cliente domiciliario, algo a todas luces excesivo si lo que realmente se quiere es bajar los precios.

9.         Luego de muchos cálculos, a fin de hacer equivalentes los tres elementos del precio del GN, tenemos que durante los dos últimos años del actual gobierno el precio se ha incrementado en 27.1% en USD.

 10.      El consumo promedio de los clientes domiciliarios del GN durante el período septiembre 2012/septiembre 2013 ha sido de 596.0 p3 mensuales, equivalentes a 13.4 Kgs mensuales de GLP. El volumen promedio consumido es muy similar al del GLP, cuando debería ser mucho mayor, tanto por el efecto menor precio como por tener que sustituir consumo eléctrico en duchas.

11.      Si consideramos el efecto del tipo de cambio en los precios del GN para clientes domiciliarios veremos que el costo promedio de un consumidor de GN en Lima es de 18.80 Nuevos Soles mensuales, incluyendo como debe ser el IGV de 18%. En Nuevos Soles el precio se ha incrementado en 31.8% durante el presente gobierno, lejos, muy lejos de poder afirmarse que el gas está bajando de precio.
12.      Funcionarios del gobierno han contribuido a la desinformación al señalar que hay clientes que pagan 8 PEN por su consumo mensual de GN. Esto sería si un hogar consumiera sólo 5.7 Kgs mensuales, es decir menos de la mitad del consumo promedio. Una verdad a medias es mucho más dañina que una mentira. Igual hablar de precios sin incluir el IGV, sobre todo por nuestros principales funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, es algo legal y éticamente prohibido.
Publicar un comentario