viernes, 25 de julio de 2008

¡Defiéndase! (fight back)

La página Web http://www.nozzlerage.com/, algo así como surtidor maldito o pistola de furia (traducción libre), nos indica que es hora de actuar y nos invita a “romper el monopolio de la OPEP” proporcionándonos diversos recursos (el conocimiento es poder señala con acierto), como videos instructivos, información técnico política, libros, papeles de trabajo, etc. para luchar contra la escalada del incremento internacional de precios del petróleo.Yo la encuentro muy impactante y viene a ser una muestra de lo que puede hacerse con ingenio para que en el caso del precio no se aplique sólo el dejar hacer, dejar pasar sino que se contribuya a mejorar la siempre reclamada transparencia así como la participación de privados, que muchas veces supera incluso las iniciativas gubernamentales, generalmente sosas y sin presupuesto.

Detrás de esta campaña, cuyo costo se calcula en 58 millones de USD, se encuentra el multimillonario petrolero T. Boone Pickens. El propone la construcción de un enorme campo de generadores eólicos para disminuir en algo la demanda por el crudo importado. Propone además volcar el consumo hacia el gas natural (los EEUU tienen 211.08 trillones de pies cúbicos de reservas probadas, volumen equivalente a 8 veces las de Bolivia ó 17 veces las peruanas), los vehículos híbridos, los vehículos eléctricos y a hidrógeno.

Se destaca en la Web el acceso a las publicaciones “Freedom from Oil” donde David Sandalow pide al próximo Presidente de los Estados Unidos poner fin a la “adicción petrolera” en dicho país, “Energy Victory” de Roberto Zubrin sobre como ir ganando la Guerra al Terror con la independización del crudo, “Plug-in Hybrids: The Cars that will Recharge America”, de Sherry Boschert y “Who Killed the Electric Car?”, un documento-denuncia importante acerca de los autos eléctricos y el transporte del futuro.

La gente de NozzleRage ha invitado a los hermanos Zucker [1] para crear un vídeo que en forma humorística describe esta dependencia del petróleo que llega a ahorcar al consumidor. En él, un automovilista desprevenido accede con su tarjeta de débito al autoservicio para surtirse de gasolina (marca OPEP). El surtidor le pregunta antes de atenderlo a que grupo terrorista desea financiar ¿Al Qaeda, Talibán o Hamas? El consumidor llega finalmente a ser presa de la terrorífica sed de la pistola y es estrangulado por la manguera hasta caérsele los pantalones. El spot culmina alertándonos con el mensaje “No sea una víctima - Defiéndase” conforme pueden ver en el siguiente enlace:




[1] David Zucker, Jim Abrahams y Jerry Zucker (conocidos también como “The Zucker Brothers" o ZAZ) son un trío de productores de comedias nominados a los premios EMMY y BAFTA.
Publicar un comentario