domingo, 21 de octubre de 2007

Autos a GLP: Del patito feo a la oveja negra

Mi amigo el Ing. Juan Ortiz, al referirse a la industria del GLP en el Perú señala metafóricamente en sus presentaciones que, de ser vista como un patito feo, debería mediante la formalización de sus agentes trocarse en un hermoso cisne nadando en aguas tranquilas y transparentes.

Muchos analistas serios del mercado incorporan al debate que la labor del organismo regulador y del normativo en el Perú no debe ser la de ir a “cazar” fieras enjauladas en el zoológico (cual es la práctica actual), sino la de dejar el escritorio y salir a la jungla y enfrentarse precisamente a las fieras de la informalidad que en ella medran.

Estas cercanas referencias zoológicas me sirven de soporte para señalar que el criterio al parecer bastante establecido entre muchos de nosotros es el de excluir al GLP del aporte al desarrollo del Perú y del importante papel que le toca desempeñar en la matriz energética refiriéndose exclusivamente al Gas Natural. Misma oveja negra de la familia.

Esta tesis se ve reforzada cuando recientemente se ha dado publicidad a una iniciativa legislativa del Partido Aprista Peruano que tiene que ver con la promoción del consumo del Gas Natural Vehicular (GNV), (que en buena hora se hace por el bien de nuestra ecología), pero ligándolo al concepto de automóvil popular. La finalidad del Proyecto es según nos señalan “establecer el marco jurídico general que haga posible promover el acceso de la población al automóvil popular”.

El concepto para el desarrollo de un automóvil popular, un auto para el pueblo, viene desde mucho tiempo atrás en el mundo. Se originó en la mente de Ferdinand Porsche, cuando el 17 de enero de 1934 presentó su “Proyecto de construcción para un automóvil popular alemán”. Según sus ideas un automóvil popular no debía ser un automóvil de reducidas dimensiones, bajo rendimiento y corta vida útil. Todo lo contrario: debería ser un automóvil cómodo y confiable, aunque de construcción relativamente ligera: el Volkswagen.

El Proyecto de Ley Nº 697 presentado el 10-10-2007 a la Mesa de Partes (Departamento de Trámite Documentario Parlamentario), del Congreso de la República lleva el Título de “Ley que Promueve la Renovación del Parque Vehicular Nacional a Través del Acceso al Automóvil Popular”. Lo sustenta la Srta. Congresista Luciana León Romero acompañada de las firmas de otros seis distinguidos parlamentarios de su mismo Partido. Propone disminuir o exonerar del arancel Ad-Valorem y del Impuesto Selectivo al Consumo la importación de los vehículos “populares”. El Proyecto de Ley propone como automóvil popular para el Perú un vehículo nuevo importado, originalmente diseñado para combustión a Gas Natural Vehicular (GNV) y otros de encendido por chispa que puedan convertirse para la combustión a dicho energético y que no superen los 12,000 US$ FOB.

Llama la atención que se hayan omitido los vehículos a GLP de la norma. En la exposición de motivos no existe ni la más mínima referencia al GLP vehicular. Con tamañas anteojeras, quienes sustentan el Proyecto de Ley no han tomado en cuenta que existen cerca de 65,000 vehículos a GLP en el Perú. Se comercializa en 211 puntos de venta (Septiembre 2007) en 14 regiones del Perú tanto de Costa como de Sierra y Selva. En Septiembre 2007 se han comercializado 6.6 millones de galones de GLP automotor, volumen que supera en 111% (más del doble), al registro de Septiembre 2006. El GLP automotor en el Perú contribuye atendiendo el 18.5% de la demanda de combustibles automotor a gasolina y en Lima se vende casi tanto como la Gasolina de 84 Octanos.

Debemos recordar que los vehículos usados ingresan a nuestro país a través de los CETICOS y/o ZOFRATACNA exonerados del Impuesto Selectivo al Consumo con un arancel ad-valorem menor al que pagan los importadores de vehículos nuevos.

La exposición de motivos que figura en el Proyecto de Ley indica que no se fabrican masivamente vehículos originalmente diseñados para su combustión a GNV. No se señala la fuente de esta afirmación, pero es la que los anima a promover la importación de vehículos gasolineros para convertirlos a GNV. Llegan a sostener en el documento antes citado que para lograr el cambio de la matriz energética hay que “gasolinizar” el parque vehicular privado para luego convertirlo a GNV.

Yo creo que esta propuesta para ser técnicamente considerada no tiene porque haber omitido el reconocimiento de una realidad latente como es la presencia del GLP automotor. Proponer que se promueva la conversión a GNV es pensar sólo en el mercado de Lima
¿Y los de provincias a los que no llegará el GNV no merecen igualmente un auto popular?
Buscar separaciones entre GNV y GLP cuando ambos son productos ecológicos de primer nivel y los tenemos en abundancia (empezaremos a exportar GLP el 2008), no tiene ninguna justificación sino quizá sólo la explicación de la desinformación.

Ahora bien, los autores del Proyecto señalan que no hay producción masificada de vehículos a GNV (cosa que no voy a revisar). En el caso del GLP les informamos que tenemos al 2005 un parque mundial de 11.5 millones de unidades (excluidos los montacargas), atendidos por 42,433 puntos de venta según el Statistical Review of Global LP Gas - World LP Gas Association (2006). Esta es la confirmación de la preferencia mundial por el GLP como el mejor combustible alternativo.

Sólo en Centro y Suramérica se tienen en circulación 843,000 vehículos a GLP, liderados por México y con presencia además en República Dominicana, Paraguay, Venezuela y Guatemala.
En nuestro país, una rápida mirada a la Web nos ofrece en venta ¡llame ahora! ¡llame ya! vehículos de stock originalmente fabricados para GLP como por ejemplo, el HYUNDAI SONATA EF (2000 al 2002), así como el HYUNDAI SONATA NEW EF (2001 al 2005). En el caso de la marca KIA, se ofrecen en venta los modelos KIA OPTIMA SILVER (2000 al 2004), así como el KIA OPTIMA REGAL (2001 al 2005). Si se trata de la marca DAEWOO que desde enero 2005 se comercializa como CHEVROLET se ofrecen los modelos DAEWOO LEGANZA (1998 al 2002) y DAEWOO MAGNUS (2000 AL 2005).

Hoy en día 18 fabricantes de vehículos comercializan en Europa 54 modelos de vehículos a GLP. Los grandes fabricantes tales como Ford, GM, Chrysler, Toyota, Renault, Citroen, Nissan, Mazda y Volvo mantienen un gran interés en los desarrollos relacionados con el GLP. Originalmente las compañías especializadas desarrollaban y comercializaban los Kits de conversión de los vehículos. Sin embargo, conforme el uso del GLP se ha hecho más popular, y se ha incentivado su uso por los gobiernos, los fabricantes se han involucrado más en el desarrollo y comercialización de instalación de equipos en origen. Fabricantes en Estados Unidos, Canadá, Japón, España, Reino Unido y Suecia ya están produciendo vehículos en versiones mono y bi-carburantes, para satisfacer la demanda de vehículos a GLP. La fabricación ha llegado ya desde hace algunos años a los vehículos mono combustible que es el desarrollo final cuando el fabricante comienza a modificar otros componentes del vehículo para adaptarlo al uso único del GLP. En este caso el motor está totalmente adaptado y optimizado para su operación con GLP (particularmente ilustrativos son los casos de los Taxis en Japón, Australia y Corea del Sur).

Ante toda esta evidencia sobre la preferencia mundial por el GLP automotor nos preguntamos ¿cual puede ser la motivación para que nuestros políticos propongan más bien promover la importación sólo de vehículos a GNV y kits de conversión sólo para GNV? Lo lógico es que el proyecto comentado no haga distinción entre el GNV y el GLP para la promoción de importación de vehículos nuevos. En el caso de la importación de vehículos usados a gasolina, no creo que sea la solución más recomendable seguir promoviendo la importación si es que más bien se da la importación de vehículos nuevos originalmente diseñados para GLP exonerados de impuestos.

De todas maneras los peruanos exigimos una explicación para un sesgo tan injusto y marcado hacia el GLP.
Publicar un comentario