jueves, 20 de agosto de 2009

Precio del GLP; La historia se repite

Julio de 2005 constituyó un hito en la comercialización del GLP en el Perú. Se había iniciado la comercialización en el mercado interno con este combustible fraccionado en Pisco y proveniente de los yacimientos de Gas Natural de Camisea. Así, dejábamos atrás nuestra condición importadora y pasábamos a autoabastecernos.

Sin embargo, a la satisfacción inicial, sobrevino un inadecuado manejo de precios internos para el GLP. En el Perú descubrimos que pagábamos más caro a Pluspetrol que lo que esta empresa cobraba en sus exportaciones. Todo un movimiento mediático logró que el Congreso de la República se interesara en el tema, y, a través de su Comisión Pro Inversión, convocara a los diferentes actores involucrados.

A resultas del trabajo de esta Comisión, se logró un poco de sensatez en el mercado local y así Pluspetrol rebajó sus precios en el mercado interno y se comprometió a llevar en lo sucesivo una política de precios que, en resumen, hacía que en el Callao, centro neurálgico de la comercialización de combustibles, vendiera a un precio equivalente al referente internacional Mont Belvieu más un plus de entre 64 y 84 USD/TM, número mágico que supuestamente cubre los gastos de traslado del GLP de Pisco al Callao. Así, se festejó la baja coyuntural de precios pero no se logró que el país gozara de precios internos de paridad de exportación que implican un Mont Belvieu menos fletes y gastos hasta dicha plaza, tal cual se considera en todos los países, incluido Argentina. Más adelante las autoridades gubernamentales se refirieron en diferentes oportunidades a lo bueno que era que pagáramos precios de paridad de exportación, lo cual como todos sabemos, no es cierto.

Sin embargo los cálculos de paridad de exportación puede argumentarse que son eminentemente teóricos; y esto es cierto cuando no se dan exportaciones reales y ahí se pueden refugiar muchos artificios para no dar transparencia al mercado. Esto es lo que ha venido pasando en nuestro país, en la medida que no teníamos exportaciones efectivas que evaluar. Hoy la situación ha cambiado; desde diciembre 2008 Pluspetrol ha empezado nuevamente a efectuar exportaciones principalmente a Chile y Ecuador.

Sin embargo la existencia en el mercado interno de una política de precios libres sujetos a la oferta y demanda (en lo teórico), como ordena la Ley General de Hidrocarburos y la intervención estatal en la fijación de los mismos a través del Fondo de Estabilización de Precios no ha logrado que los peruanos podamos gozar legítimamente aún más de esta posición de superávit de producción.

Así, como se puede observar en la siguiente Tabla([1]), Pluspetrol ha efectuado exportaciones a un precio FOB Pisco promedio de 330 USD/TM en el primer cuatrimestre del año. Esta es ya efectivamente la verdadera paridad de exportación, la que proviene de las respectivas pólizas. La desventaja se da sin embargo en que sus precios promedio en el mercado interno han sido 97 USD/TM ó 26.8% más caros en el primer cuatrimestre. Es decir que las plantas envasadoras de GLP compran en el Callao a precios superiores a los que obtiene el productor por sus exportaciones en Pisco. Como puede fácilmente comprenderse, urge aquí una revisión de la política de fijación de precios del GLP en el mercado interno por parte de las productoras, que nos acerque un poco más a la realidad económica vigente en los precios internos del GLP en otros países de condición exportadora.


([1]) Fuente: Informe Estadístico Mensual – DGH/MINEM
Publicar un comentario