miércoles, 18 de diciembre de 2002

BONIFICACION POR TEMPERATURA. ¿SERA UN HECHO EL 2003?

Economista César Bedón Rocha
18 de diciembre del 2002

Recientemente tuve la satisfacción de ser invitado por BE & CE para participar como expositor en el Seminario – Taller “Gestión Moderna de Grifos y Estaciones de Servicio”, auspiciado por la AGESP.

Una vez más, tal cual constaté en Arequipa en marzo,
[1] el tema que concitó la mayor atención de los griferos fue el referente al cálculo de las mermas por variación de temperaturas.

La práctica comercial de nuestro país por la cual los griferos compran a diferentes temperaturas a las Distribuidoras Mayoristas mientras que todas las transacciones de éstas con las refinerías son efectuadas con una única temperatura continúa generando una serie de reclamos, los cuales lamentablemente no son atendidos comercialmente y con ingenio.

En ausencia de reglamentación sobre el particular, dejada a la libertad de contratación y con el desconocimiento casi generalizado de los agremiados sobre sus características el tema podría continuar tratándose de mantener en el oscurantismo. Recibimos nuevamente en el Seminario y con incredulidad la información dada por los griferos en el sentido que sus Distribuidoras no les facilitaban las Tablas de Corrección Volumétrica ni les querían instruir sobre su manejo o lo que es peor les indicaban que estas no existían. Causó sorpresa también verificar que muchas facturas a griferos carecen de información sobre la temperatura a la que son adquiridos sus combustibles. Ninguno de los griferos conocía tampoco la gravedad API del combustible comprado y ni siquiera recibía un resumen estadístico de la calidad típica de la refinería productora, aspectos todos que bien podrían ser aprovechados para una mejor venta mayorista.

Cuando expusimos en marzo, trabajamos en el Taller con temperaturas reales mínimas y máximas del mes de enero llegando a encontrar pérdidas de hasta 2.0% si comprábamos combustibles en Mollendo a 29.5ºC y vendíamos a 10ºC en Arequipa. Este elevado nivel de pérdidas es tan grande que puede fácilmente licuar las ganancias de un grifo.

La compensación a los griferos por comprar a diferentes temperaturas creo que ya ha sido suficientemente tratada a través de comentarios técnicos en esta misma revista, así como en diferentes seminarios y talleres reconociéndose lo in equitativo de la práctica comercial actual y siendo un reclamo general de los griferos que estoy seguro tendrá que ser atendido el 2003.

Personalmente recomendaría que la iniciativa para superar la inequidad parta de la empresa estatal PETROPERU S.A. sin esperar reglamentaciones ni mayores reclamos, ofreciendo la corrección volumétrica como un plus a sus clientes directos, habida cuenta que ya las ventas a sus Distribuidoras Mayoristas (que son la mayoría), es efectuada con compensación de temperatura. Incorporar a los griferos a la práctica universal no sería muy oneroso (en todo caso significaría sólo ganar un poco menos), y de paso le permitiría mejorar su imagen y recuperar algunos puntos de su venida a menos participación de mercado. ¿Por qué no?

[1] Primer Seminario “Pérdidas de Combustibles por Evaporación y su Repercusión en el Sistema Tributario”, auspiciado por la AGESA y el MEM entre el 21 y 22 de marzo del 2002.
Publicar un comentario