miércoles, 31 de marzo de 2010

Se estanca crecimiento del GLP Automotor en el Perú; y eso no es Bueno

A nivel mundial, el año 2008 se registraron 14.6 millones de vehículos operando con GLP, cifra que significa un crecimiento anual de 6.5%. Para atender este importante parque se contó con 53,410 gasocentros[2] (3.7% más que el año anterior), con un promedio de 274 vehículos atendidos por cada uno. En el Perú, el 2009, el promedio diario por gasocentro fue de 278 vehículos atendidos, cifra que lo ubica dentro del promedio mundial (aunque demasiado pronto), pero con mercados más maduros.
En lo referente al promedio de ventas diario por gasocentro en el mundo, debe destacarse que este promedio se ubica en 530 Galones, mientras que en nuestro país el año 2009 ha sido de 691 Galones. Sin embargo, el promedio ha bajado de 893 a 691 Glns/DC en apenas tres años, con una significativa caída de 22.6% el año pasado y con una tendencia clara a continuar a la baja, en el extremo que bien podríamos señalar que de continuarse el escenario nacional como hasta ahora, estaríamos cerrando el año con promedios de ventas similares a los que se registran a nivel mundial. Y esto podría ocurrir este año, el 2010, en que estimo caerá la venta promedio en 17%, si es que no se implementan medidas comerciales destinadas a hacer que el mercado crezca, pero medidas que tienen que darse en forma corporativa. Creo que seguir promocionando las ventas tímidamente y en forma individual sólo movería en algunos pocos puntos la participación de mercado entre uno y otro agente, pero el mercado y el negocio en sí no crecería de manera importante, lo cual sería de un serio desaliento para nuevas inversiones y para avanzar aún más en el ordenamiento del mercado.

En el Perú, las ventas de GLP Automotor aumentaron 7.6% el año 2009, resultado comercialmente hablando para tan importante combustible “decepcionante” pero previsible. Las cifras y la tendencia parecen alejarnos definitivamente de crecimientos como el del año 2007 superior al 60%.


Factor importante para la baja de ventas ha sido, por un lado la baja de precios de las gasolinas motor y por otro el incremento del número de gasocentros.


A noviembre 2009 ya el precio de la gasolina 84, por ejemplo, en estaciones de servicio había caído 22.4% (2.45 S/Gln), con relación a diciembre 2008. Así, esta Gasolina que había costado casi 75% más que el GLP a fines del 2007, se ubicó 55.4% más cara a fines del 2009. Indudablemente que la baja superior a los dos Nuevos Soles en el precio de las Gasolinas y la disminución de su precio relativo con las Gasolinas desalentó el aumento de su demanda.

Por otro lado, el número de gasocentros se ha mantenido en crecimiento. El 2009 se registraron 123 establecimientos más (39% de aumento), alcanzando los 438. Un 75.6% de estos son Estaciones de Servicio que han visto imprescindible contar además de los combustibles tradicionales con GLP. De esta manera la demanda ha orientado a la oferta para que no deje de contarse con GLP en cualquier Estación moderna.

La respuesta de los gasocentros ante la coyuntura de crecimiento de ventas de apenas 7.6% y crecimiento de puntos de ventas de 39% ha sido la de desarrollar una baja de precios bastante notable.

Si tomamos como referencia el mercado limeño veremos que mientras el precio del productor ha bajado apenas 0.19 el margen comercial bruto de los gasocentros se ha visto reducido el último año en 0.84 S/Gln, una baja de 32.1% que indudablemente impactará en los planes de inversión del presente año.


Esperemos que los agentes que participan en el mercado del GLP automotor realmente hagan esfuerzos para que en nuestro país se siga promoviendo su consumo y de paso una ayudita del Gobierno no estaría demás.


[1] El autor es Director Ejecutivo de la Asociación Gas LP Perú y Decano del Colegio de Economistas de Lima.
[2] Incorporo en el término gasocentros a todos los puntos con venta de GLP, ya sea en forma exclusiva o en forma de “combo” con otros combustibles líquidos y/o Gas Metano.




Revista Gas&Negocios
Marzo 2010



Publicar un comentario